Carta al Director de Aeropuertos de Iberia

Con esta carta, queremos mostrar la preocupación de los trabajadores de handling en el aeropuerto de Barcelona por la evolución de nuestra escala y la continua pérdida de departamentos específicos, cesión a terceros de actividades propias que pone en peligro nuestros puestos de trabajo en el aeropuerto de Barcelona y solicitarle que se replantee la estrategia de desmantelar el departamento de hojas de carga.

Desde hace un par de años se ha ido consolidando la salida de Iberia del aeropuerto de El Prat cediendo a Clickair primero, Vueling después y por último a British Airways las pocas rutas que se operaban en propio.

Estas decisiones consiguen que nuestro trabajo dependa cada día más de los clientes de compañías asistidas a las cuáles, según observamos, “estamos maltratando” con el peligro de poder perderlos.

En el trato diario con los representantes nos dicen que no cumplimos con los contratos de handling afirmando que escatimamos mostradores de facturación, que no asistimos debidamente los embarques, que no cumplimos con la uniformidad y demás estándares de calidad que nos exigen.

Desde el mes de septiembre y con la entrada en funcionamiento de la T1, la situación se ha agravado, primero con la reducción de casi el 20% de la plantilla del CiC  y a continuación la decisión de deslocalizar la confección de hojas de carga perdiéndose el trabajo que realizan dieciséis especialistas y la asistencia directa a clientes tan importantes como Vueling, Royal Air Marroc, Air Algerie, British Airways y Cargolux. Especial importancia tiene Cargolux ya que de sus vuelos dependen gran parte de los puestos de trabajo de la Terminal de Carga.

Trabajo especializado perdido, trabajo que no vuelve y estamos convencidos de que Barcelona es el “hub” ideal para la confección de hojas de carga dada la especialización que ya tienen sus profesionales. En Barcelona está el “know how” necesario para llevar a cabo una iniciativa como la que quieren llevar a cabo; no lo desperdiciemos.

Iberia puede justificar la decisión desde un punto de vista empresarial pero desde CESHA entendemos que no es una apuesta de futuro ni para Iberia ni para la escala de Barcelona.

Por ello le exigimos que no sólo no desmantele el departamento de hojas de carga sino que lo dote de compañías asistidas de calidad de forma análoga a los contratos de mantenimiento de aviones o del “hub” de planes de vuelo de Iberia en Barcelona.

Estamos convencidos de que se comete un error desmantelando una plantilla de profesionales difícil de recuperar y de formar.

Entendemos y así lo hemos manifestado en diferentes reuniones con la dirección de la escala, que Barcelona requiere de profundos cambios estructurales a los cuales habrá que adaptarse pero no en la línea que se ha propuesto y menos, perder funciones que puedan poner en peligro nuestros puestos de trabajo en el futuro por la pérdida de posibles clientes.

La operativa resultante de esta deslocalización provoca que el departamento del CiC asuma la gestión de documentación de la compañía British Airways, confirmando la importancia de este cliente, todo ello sin estar formados a 4 días del cambio.

Especialmente indignante, y creemos que junto con el anterior párrafo nos da la razón, es la decisión que se nos comunicó a través del Delegado de la zona noreste de seguir contando con el personal desmantelado los días que opere la compañía Cargolux, asignándoles este servicio al que no está adscrito a la unidad a la que pertenecerán. Ya que  este servicio será atendido por el Jefe de Servicio de Operaciones vuelo cuando el vuelo sea nocturno, estimamos que sería más lógico que, si no se replantean esta estrategia de deslocalización,  asuma esta situación transitoria la unidad de operaciones vuelo.