CESHA bendice el acuerdo pero expone dudas

La Coordinadora Estatal del Sector de Handling y Aéreo (CESHA) considera que el acuerdo de fusión entre Iberia y British Airways es positivo para las compañías ya que las sinergias que se derivan de la fusión como el ahorro de costes, la política de compras y la gestión de los ingresos pone a la nueva compañía en una posición cómoda respecto a sus más directos rivales (Lufthansa y Air France-KLM).

Pero también matiza que este acuerdo no sirva para aplicar políticas restrictivas de empleo y reducciones de plantilla, más bien al contrario, potenciar aquellas áreas de atención al cliente y mejorar la calidad en el servicio. En este sentido, CESHA insiste en la necesidad de aprovechar esta situación de crisis para aumentar la formación y mejorar aquellos procesos productivos y tecnológicos que sirvan para añadir valor añadido.

En una situación de competencia extrema como la que vive el sector de handling en los aeropuertos españoles, la huida hacia adelante pasa por retomar la calidad y eficiencia en el servicio, la profesionalidad y calidad en la gestión de nuestros recursos y el compromiso de la dirección de dotar de los medios necesarios para la realización de nuestras funciones.