El conflicto en los aeropuertos canarios se enquista

El conflicto en los aeropuertos de Tenerife Sur y Las Palmas de Gran Canaria se enquista y sube de tono con motivo de la denuncia presentada por Iberia y Aviapartner contra el sindicato CESHA.

Tanto Iberia como Aviapartner declaran al unísono que la huelga es ilegal y que está convocada por un sindicato minoritario con el que no están dispuestos a negociar. Veamos.

Huelga ilegal: es aquella que se produce directamente en contra de lo dispuesto en la ley o cuando se lleva a cabo de forma abusiva.

Ni en contra de la ley ni es abusiva: 9 despedidos en Aviapartner e incumplimientos sistemáticos en materia de salud laboral, fraude de ley en los contratos de los trabajadores eventuales e incumplimientos de sentencias del Alto Tribunal en materia de subrogación en Iberia.

Cuando te niegan la negociación porque no te consideran parte, cuando los sindicatos mayoritarios participan de la misma opinión que las empresas, cuando la Comisión Paritaria del Convenio de Sector de Handling te expulsa y no atiende las peticiones, no te queda otra opción que recurrir al último de los recursos que tiene un trabajador.

Podemos recordar que en el verano de 2011, 6 trabajadores fueron despedidos en Barcelona al subrogarse de Flightcare a WFS, convocándose una huelga general en el sector de dos días a 24 horas por parte de CCOO, UGT y USO.

Y podemos recordar que hace pocas semanas en el mediático juicio de “los 8 de Airbus” todo el mundo se apuntó a la foto, todos acudieron a las concentraciones.

¿Y Qué pasa con los 9 de AVIAPARTNER en Tenerife Sur? Pues que no forman parte de la élite y sí de lo que ellos llaman insurgencia.

¿Y qué pasa con las condiciones de los trabajadores de Iberia en LPA y TFS? Pues lo mismo que en el resto de aeropuertos: precariedad, fraude contractual, incumplimientos de sentencias y convenios…. pero CESHA no ostenta la mayoría necesaria y sí la tiene en Canarias.

Resulta altamente preocupante que todos estemos esperando un cambio cuando lo que en realidad deseamos es que nos apadrinen. Es como en los cuentos: la eterna espera de que aparezca ese Príncipe para que venga a salvarnos. Esta es una actitud propia de quien cree en la providencia. Pero no. Compañeros y trabajadores de aeropuertos: tenemos un problema, un problema serio de confianza y respeto por lo nuestro. Pensar que nos lo iban a poner fácil es de ingenuos o más bien de tontos. Están como han estado siempre: en el otro lado, enfrente de nuestros problemas, incluso a veces, provocándolos.

Por esta razón, CESHA no abandonará la lucha ni las reivindicaciones que han sido expresadas y refrendadas por los trabajadores, porque son justas, coherentes y sobre todo son necesarias.

El próximo sábado hay un nuevo encuentro entre el Presidente del gobierno canario y los principales actores con el objetivo de mediar en el conflicto.