Blindar los derechos del sector de handling y aeropuertos

Los agujeros legales del Convenio Sectorial de handling por los que se escabullen las empresas obligan a demandar a miles de trabajadores para mantener sus condiciones laborales

La pasada primavera y en un intento de desbloquear las negociaciones del IV Convenio Sectorial de Handling, hubo una convocatoria de huelga que finalmente fue desconvocada. Los trabajadores pensamos que por fin y después de casi 4 años, tendríamos convenio.

Pero no. Seguimos sin convenio marco.

Esto no sería relevante sino fuera porque miles de trabajadores del sector tienen puesta su mirada en como acaben esos acuerdos. Sus condiciones están en juego.

Desde CESHA, como el único sindicato profesional del sector, consideramos que los trabajadores no podemos seguir así.

Porque ya vamos a por el IV Convenio del Sector de Handling. Desde que en 2005 tuvo nacimiento el primero, en estos casi 15 años hemos visto tres sucesivos convenios con decenas de Actas que reinterpretaban o modificaban artículos de los mismos. Pero a pesar de tanta modificación y reinterpretación seguimos, y seguiremos, teniendo convenios que jamás garantizarán el poder adquisitivo de los trabajadores subrogados.

En cada subrogación, en cada trasvase de trabajadores del handling de una empresa a otra, se quedan cosas en el camino, derechos adquiridos que jamás volverán, y, sobre todo, poder adquisitivo, el dinero con el que mantenemos a nuestras familias y a nosotros mismos.

Es un hecho irrefutable: los juzgados han sido testigos de miles de demandas en estos 15 años, y todas basadas y fundamentadas en no perder lo que se tenía adquirido en la anterior empresa. Simple y claro.

Hubiera bastado una única claúsula que garantizara TODOS los derechos y  TODO el salario de la anterior empresa para ahorrarnos toda esta procesión de pasos que los trabajadores se han visto obligados a tomar, desfavorecidos porque el propio Convenio del Sector les desfavorecía: la larga cadena de agujeros "legales" de los hasta ahora tres convenios por los que se escabullen las empresas, no tiene fin.

Pero, lo que aquí se plantea, esa cláusula única y garantista, ¿es acaso impensable?, ¿está fuera de contexto? Con toda probabilidad, para las empresas y los sindicatos que han negociado en estos años los sucesivos convenios lo estará; para ellos será completamente impensable.

De la misma forma que para los gobiernos de estos últimos años y los propios sindicatos, lo era el asumir que los jubilados, nuestros padres y abuelos de este país, tenían derecho, no sólo a sus pensiones, sino a que éstas se revalorizaran con el ipc de cada año. ¿Impensable? 

Han tenido que unirse, dar la espalda al Gobierno y a los sindicatos que les han abandonado, gritar y presionar con sus manifestaciones y dejar claro que ¡CON MI VOTO NO SE JUEGA!

Sólo entonces, les han oído, sólo entonces los que llevan años robándoles, los han tenido en cuenta.
Y tú, ¿qué vas a hacer?