CONDICIONES LABORALES AEROPUERTOS

Primeros despdos en el sector de handling

Menzies y Easyjet acometen los primeros despidos en un ERE encubierto

Después de 10 meses de ERTE´s y muchos sacrificios por parte de todos, algunas empresas del sector aéreo y aeropuertos (Menzies e Easyjet) han empezado a despedir a trabajadores estando de ERTE, sin avisar, sin negociar y sin comunicarlo a los diferentes comités de centro en donde estaban adscritos.

Ante la firma del reciente acuerdo entre Gobierno, sindicatos y patronal para prorrogar los ERTE´s hasta el 31 de mayo, los trabajadores tenemos la falsa seguridad que no vamos a perder el empleo en los próximos meses. Pero la realidad es que se deja la interpretación del acuerdo a los tribunales, donde se está produciendo un arduo debate jurídico en torno a si las empresas pueden o no despedir en estas circunstancias y los costes derivados de las mismas. De hecho, se da por descontado que acabará dirimiéndose en el Alto Tribunal de la UE.

Sea como fuere, el problema está sobre la mesa y requiere de una respuesta inmediata por parte de la representación social, es decir, por parte de los sindicatos.
No podemos admitir, no debe admitirse que no se respeten los principios normativos que rigen la relación contractual entre trabajadores y empresas y que éstas no cumplan lo que establece la ley en materia de notificación, información y responsabilidad social corporativa. Existe la negociación y está muy bien regulada.

Quizás sea una estrategia empresarial llevar a los juzgados lo que debería ser una negociación entre empresas y trabajadores, dejando el papel de los sindicatos en meros espectadores y poniendo en riesgo miles de empleos en manos de los juzgados. Empresas, además, que se han estado aprovechando de las ayudas pertinentes en materia de exoneración de las cuotas de la seguridad social.

Desde CESHA lo tenemos muy claro: no vamos a permitir que se sigan vulnerando los derechos fundamentales a los trabajadores de handling y que no se respete la actual normativa que regulan los despidos y los diferentes Reales Decretos aprobados por el Gobierno en materia de protección del empleo.

En cualquier caso, la recuperación del sector no vendrá únicamente por el fin de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 sino por el compromiso de las empresas de no tomar medidas en contra de los trabajadores como los despidos acometidos en Menzies e Easyjet. Esto puede provocar el inicio de movilizaciones y un conflicto generalizado en todo el sector de handling en un momento de fragilidad y debilidad económica.

IATA y sus previsiones sobre el futuro del sector aéreo

La precariedad sólo crea supervivientes y estos sólo se centran en sobrevivir y nada más

IATA y las empresas del sector aéreo y de aeropuertos no dejan de repetir del incierto futuro que nos deparará. La verdad es que no sabemos muy bien de dónde sacan la información ni cómo pueden extrapolar los datos de hoy a 2, 3 e incluso 4 años cuando desde los diferentes gobiernos de los diferentes países se va a salto de mata, de hoy para mañana.

Dejemos que la ciencia trabaje.

Afirmar que no nos recuperaremos hasta 2024 nos parece un atrevimiento, una falta de empatía y sobretodo, una falta de respeto a los miles de trabajadores que lidian día a día en este sector.

Se nos ocurre que quizás, lo que se pretende es ir preparando a los trabajadores para los grandes ajustes que puedan llegar y que nuestras mentes empiecen a asumir como inevitable una reestructuración masiva, sin encontrar, por supuesto, ninguna respuesta sindical.

La precariedad y la explotación laboral sólo crean supervivientes y un superviviente por definición, sólo se concentra en sobrevivir y deja de reivindicar porque pasa a ser una acción secundaria. Bastante tiene.

Repetir una mentira mil veces no la convierte en una realidad.

Trabajadores de aeropuertos: estemos atentos y preparados.

COVID-19, seguridad y transporte aéreo

La Coordinadora Estatal del Sector de Handling y Aéreo (CESHA) ve con preocupación la gestión de medidas que sirvan para paliar la posible propagación del Covid-19 en el transporte aéreo de pasajeros

CESHA considera que es de vital importancia la implantación de medidas científicas y coordinadas con las compañías aéreas, los países emisores y los controles en destino, ya sea pasajero en tránsito o destino final, y que contribuyan a disminuir el riesgo de la propagación del virus.

La cuestión es que esto ya se está llevando a cabo en otros países. Así mismo, IATA lo tiene en su hoja de ruta y la UE en un estudio empresarial que se está realizando, pero en este caso las actuaciones son más lentas en alcanzarse al necesitar un consenso general.

Los pioneros son los que ganan en el mercado, dando confiabilidad al viajero, a los trabajadores y residentes.

Para crear la confiabilidad necesaria, antes comentada, es imprescindible que se establezca una estrategia que permita minimizar el riesgo.

Dicha estrategia pasa por crear medidas de control en origen, durante los vuelos y en destino. Medidas de distanciamiento, uso de mascarilla, control de temperatura a la llegada, test aleatorios en destino, y como máxima prioridad, los viajeros deberían realizarse el test de COVID-19 con 4 días de antelación a su viaje. No basta con una declaración responsable de salud antes del embarque.

La necesidad de disponer del resultado de dicho test de coronavirus, es un requisito que ya se ha implantado en distintos países (Islandia, Chipre, ...) o en la pionera compañía aérea Emirates. Como decíamos anteriormente, esta medida ya se encuentra en la hoja de ruta de IATA o en el estudio empresarial que se está llevando a cabo en la UE para introducir un pasaporte sanitario.

Existe una necesidad de adelantarse a las necesidades del mercado. Todo el tiempo que se pierda en llevar a cabo esa adaptación, repercute negativamente en nuestra capacidad de reconstitución tras esta crisis.

Un destino seguro es garantía de futuro, sobre todo en zonas turísticas y zonas de máximo tránsito de pasajeros. Esto exige medidas científicas y responsables, quedando demostrado que no son suficiente las que se han adoptado hasta el momento.

Los contratos eventuales se interrumpen mientras dure el estado de alarma

Los contratos de los trabajadores eventuales no podrán ser rescindidos mientras dure el estado de alarma

El consejo de ministros aprobó con fecha 27 de marzo un nuevo Real Decreto 9/2020 de medidas complementarias en el ámbito laboral de la que destaca la interrupción de los contratos eventuales mientras dure el estado de alarma.

El artículo 5 establece que “La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada una de estas modalidades contractuales, respecto de las personas trabajadoras afectadas por estas”.

Queda por tanto regulado que un trabajador eventual no se le podrá rescindir el contrato por causas motivadas por el COVID-19.

Este Real Decreto recoge también que “La duración de los expedientes de regulación de empleo autorizados al amparo de las causas previstas en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no podrá extenderse más allá del periodo en que se mantenga la situación extraordinaria del COVID-19 de acuerdo con lo previsto en el artículo 28 de la misma norma, entendiéndose, por tanto, que su duración máxima será la del estado de alarma decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y sus posibles prórrogas”.

Los trabajadores de aeropuertos seguimos estando expuestos al COVID-19

Los trabajadores de aeropuertos seguimos estando en una situación de indefensión al no tomarse las medidas preventivas exigidas y recomendadas por los expertos sanitarios.

La extensión y propagación del virus COVID-19 por España ha obligado al Gobierno a declarar el Estado de Alarma. Esta nueva situación obliga a toda la ciudadanía, empresas y administraciones públicas y privadas a seguir los consejos en materia de movilidad que recomiendan las autoridades sanitarias y que vienen reflejadas en el Real Decreto de 463/2020 del 14 de marzo.

Los trabajadores de aeropuertos seguimos estando en una situación de indefensión al no tomarse las medidas preventivas exigidas y recomendadas por los expertos sanitarios. Seguimos embarcando sin guantes, mascarillas, tocando documentaciones y tarjetas de embarques, maletas y sufriendo aglomeraciones en las puertas de embarque y mostradores de facturación, jardineras/autobuses llenos de pasajeros en embarques y desembarques en aviones estacionados en remoto (sin finger).

El art. 7 del Real Decreto habla de restringir la movilidad y permitirla sólo para actividades muy concretas pero siguen llegando aviones de turistas, gente que se desplaza no sabemos muy bien a dónde.

El art. 14.2.a establece que siempre deberán respetarse las recomendaciones de las autoridades sanitarias y una reducción del 50% de la operaciones en el sector aéreo, medida que no garantiza la seguridad de los trabajadores del sector.

Se están produciendo aglomeraciones en los aeropuertos de pasajeros que quieren volver a sus países, a sus hogares incumpliendo los requisitos sanitarios mínimos que establecen los expertos sanitarios.

Las compañías aéreas y/o operadores de handling no están disponiendo nada para garantizar las medidas preventivas necesarias para los trabajadores de aeropuertos.

El art. 14.2.e dice: En relación con todos los medios de transporte, los operadores de servicio de transporte de viajeros quedan obligados a realizar una limpieza diaria de los vehículos de transporte, de acuerdo con las recomendaciones que establezca el Ministerio de Sanidad “. Esto no se está cumpliendo.

El art. 14.2.f dice: Los sistemas de venta de billetes online deberán incluir durante el proceso de venta de los billetes un mensaje suficientemente visible en el que se desaconseje viajar salvo por razones inaplazables. Después de analizar las diferentes webs de las principales aerolíneas que vuelan en España, la mayoría incumple este articulado, ofreciendo incluso, grandes descuentos para volar en fechas próximas. Sólo Easyjet, que ha cancelado toda la operativa, volará a partir del día 16 de marzo en vuelos de rescate para evacuar a ciudadanos de otros países y retornarlos a sus casas.

Esto nos obliga a pedir la intervención urgente del Ministerio de Sanidad y que exija a las empresas la implantación inmediata de las medidas necesarias que en materia de prevención exigen los expertos sanitarios y el propio Real Decreto para garantizar la salud de los trabajadores de aeropuertos. 

Siempre en nuestro puesto de trabajo                                                    

Ryanair amenaza con irse de Canarias

ryanair cesha aeropuertos sector aéreo

El modelo de negocio impulsado por Ryanair a base de subvenciones y ayudas pone en riesgo el mercado laboral de los aeropuertos y el sector turístico

Hace unos años, representantes del sindicato de CESHA se reunieron con el entonces consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife, José Manuel Bermúdez. También lo hicieron con representantes de la CEOE. En ambas reuniones se advirtió del modelo de negocio que pretendía Ryanair, una fórmula basada en secuestrar las subvenciones públicas para subsistir, en este caso en el mercado canario, y una vez se acaban o son consideradas insuficientes, chantajean a las instituciones locales con la amenaza de marcharse.

La reunión mantenida con Bermúdez difirió bastante de la mantenida con la CEOE. Mientras la CEOE entendía nuestras advertencias, Bermúdez solo pensaba en aumentar el número de pasajeros que llegaban al Archipiélago y alardeaba de eso a boca llena delante de nosotros: mientras más lleguen, mejor, aunque fuera en compañías de bajo coste como Ryanair.

El tiempo nos ha dado la razón y nuevamente vemos cómo Ryanair amenaza con irse del mercado canario cerrando bases y bajando el número de frecuencias. Pero puede cambiar de opinión a cambio de nuevas ayudas y subvenciones.

Este modelo de negocio de low cost no ha hecho más que perjudicar a los trabajadores del sector servicios con la consolidación de bajos salarios y aumento de la carga de trabajo. El gobierno de Canarias no debería aceptar el chantaje de Ryanair, debería apostar por la creación de una línea aérea o una de origen canario, como Binter para garantizar la afluencia de turistas sin miedo a que las compañías que operan pongan en jaque nuestro futuro. Binter está incorporando a su flota nuevos aviones de largo alcance que pueden asumir perfectamente los destinos de los vuelos que realiza Ryanair.

Desde CESHA pensamos que es hora de que el futuro de Canarias no dependa de una empresa cuya base radica en Irlanda, es hora de que el futuro de Canarias dependa menos de foráneos y más de los de aquí y, puestos a subvencionar, mejor a una empresa canaria comprometida con los habitantes del Archipiélago que a una empresa irlandesa comprometida exclusivamente con sus beneficios.

Obviamente, esta apuesta del Gobierno canario por una aerolínea propia no tiene ni debe significar la desaparición de puestos de trabajo. La compañía que asuma el lugar de Ryanair debe asumir también a los trabajadores de esta compañía.

Blindar los derechos del sector de handling y aeropuertos

Los agujeros legales del Convenio Sectorial de handling por los que se escabullen las empresas obligan a demandar a miles de trabajadores para mantener sus condiciones laborales

La pasada primavera y en un intento de desbloquear las negociaciones del IV Convenio Sectorial de Handling, hubo una convocatoria de huelga que finalmente fue desconvocada. Los trabajadores pensamos que por fin y después de casi 4 años, tendríamos convenio.

Pero no. Seguimos sin convenio marco.

Esto no sería relevante sino fuera porque miles de trabajadores del sector tienen puesta su mirada en como acaben esos acuerdos. Sus condiciones están en juego.

Desde CESHA, como el único sindicato profesional del sector, consideramos que los trabajadores no podemos seguir así.

Porque ya vamos a por el IV Convenio del Sector de Handling. Desde que en 2005 tuvo nacimiento el primero, en estos casi 15 años hemos visto tres sucesivos convenios con decenas de Actas que reinterpretaban o modificaban artículos de los mismos. Pero a pesar de tanta modificación y reinterpretación seguimos, y seguiremos, teniendo convenios que jamás garantizarán el poder adquisitivo de los trabajadores subrogados.

En cada subrogación, en cada trasvase de trabajadores del handling de una empresa a otra, se quedan cosas en el camino, derechos adquiridos que jamás volverán, y, sobre todo, poder adquisitivo, el dinero con el que mantenemos a nuestras familias y a nosotros mismos.

Es un hecho irrefutable: los juzgados han sido testigos de miles de demandas en estos 15 años, y todas basadas y fundamentadas en no perder lo que se tenía adquirido en la anterior empresa. Simple y claro.

Hubiera bastado una única claúsula que garantizara TODOS los derechos y  TODO el salario de la anterior empresa para ahorrarnos toda esta procesión de pasos que los trabajadores se han visto obligados a tomar, desfavorecidos porque el propio Convenio del Sector les desfavorecía: la larga cadena de agujeros "legales" de los hasta ahora tres convenios por los que se escabullen las empresas, no tiene fin.

Pero, lo que aquí se plantea, esa cláusula única y garantista, ¿es acaso impensable?, ¿está fuera de contexto? Con toda probabilidad, para las empresas y los sindicatos que han negociado en estos años los sucesivos convenios lo estará; para ellos será completamente impensable.

De la misma forma que para los gobiernos de estos últimos años y los propios sindicatos, lo era el asumir que los jubilados, nuestros padres y abuelos de este país, tenían derecho, no sólo a sus pensiones, sino a que éstas se revalorizaran con el ipc de cada año. ¿Impensable? 

Han tenido que unirse, dar la espalda al Gobierno y a los sindicatos que les han abandonado, gritar y presionar con sus manifestaciones y dejar claro que ¡CON MI VOTO NO SE JUEGA!

Sólo entonces, les han oído, sólo entonces los que llevan años robándoles, los han tenido en cuenta.
Y tú, ¿qué vas a hacer?

Derechos y cebolla

Pocos parecen entender que cuando las personas trabajan para empresarios y accionistas, esas personas ponen su bienestar físico y psicológico en sus manos

Hoy en día no comemos cebolla pero hay muchos tipos de pobreza como tener que aceptar condiciones vergonzosas para poder llegar a fin de mes.

Lágrimas de extenuación, de jornadas interminables en dos empresas, horarios extenuantes,  jornadas partidas, de normas y más normas, exigencias y más exigencias. Exigencias por parte de las empresas, de los pasajeros, faltas de respeto, y encima a veces, aquellos que se supone que llamas para que te echen una mano, te la echan…. pero al cuello. Todos hemos tenido un mal día, pero ahora ser eventual es aún más difícil porque no ves salida, porque se alarga y se alarga. No me extraña compañera que lloraras y te faltara el aliento, y te diéramos agua y con ella te tragabas tus lágrimas y el nudo en la garganta. Un día tras otro, eran las diez de la noche y me decías llevo desde las cinco de la mañana en el aeropuerto, y un día y otro. Estos trabajos me están consumiendo decías pero es que entre los dos apenas si llego a 1100€ o 1200€, y los necesito para poder pagar alojamiento, agua, luz, comer….

Hay un artículo de Jeffrey Pfeffer el cual afirma que "el trabajo está matando a la gente y a nadie le importa", no lo dice en un sentido metafórico,  argumenta en su último libro, "Muriendo por un salario" (Dying for a paycheck, en inglés), que el sistema de trabajo actual enferma e incluso termina con la vida de las personas.

En el pasado era necesario equilibrar los intereses de los empleados, los clientes, los accionistas. Ahora todo está centrado en los accionistas.

Hay profesiones como un piloto de avión, un conductor de camión, que tiene un límite máximo de horas que puede trabajar.

Pero irónicamente, en muchas de las profesiones no hay límites y si ya estás en varias aerolíneas como los eventuales, menos aún, no hay derechos, no hay límites.

Los empleadores son responsables, los gobiernos son responsables por no hacer nada al respecto y también aquellos sindicatos que firman convenios cada vez más a la baja, más en precario, son responsables.

Tanto el gobierno como los sindicatos tienen un rol enorme. Pero todos tenemos parte de culpa, porque no vale con dejar que otros decidan por nosotros, somos adultos y como tales tenemos que implicarnos en cambiar nuestro trocito de parcela que podamos. No seremos capaces de hacer nada a un nivel individual.

Nos viene a la cabeza la canción del Langui, se buscan valientes. Se requiere una intervención que debe provenir de algún tipo de regulación, y esa regulación nunca va a existir sin la presión popular, sin personas implicadas en sus empresas, en sindicatos sin liberados, asamblearios, que trabajan codo a codo con los problemas reales, porque si a uno le afecta lo que hace, tendrá más cuidado. Si es asambleario se decide entre todos lo mejor para la mayoría. Cada uno que se comprometa en lo que pueda. Porque el compromiso es la clave, no sólo despotricar contra el otro. Una persona no puede cambiar el mundo, pero muchos pocos de muchas personas pueden mejorarlo.

Ahora dominan los intereses de los accionistas. Pocos parecen entender que cuando las personas trabajan para ellos, esas personas ponen su bienestar físico y psicológico en sus manos. Se buscan valientes, inconformistas o simplemente entusiastas que no queremos que la próxima generación ni tan siquiera sepan lo que significan tener derechos en su puesto de trabajo.

Porque los derechos son como la cebolla: capas y más capas… vas despojando hasta que al final no queda nada.

Sentencia sobre las HORAS PERENTORIAS en Iberia

La hora perentoria/extraordinaria no puede estar NUNCA por debajo de la hora ordinaria

El juzgado de lo Social nº 23 de Madrid ha dictado sentencia parcialmente estimatoria sobre el valor de la HORA PERENTORIA en Iberia.

Dicha sentencia indica que el valor de la hora perentoria NUNCA debe ser inferior al de la hora ordinaria. Establece que los pluses a tener en cuenta para ese cálculo son todos los conceptos FIJOS retributivos que se perciben mensualmente, incluidas las pagas extraordinarias, excepto el plus de transporte y el de asistencia. Cabe decir que si esa hora perentoria ha sido realizada en un día festivo o es nocturna, deben abonarse los como tal.

Dada la trascendencia de esta sentencia al afectar potencialmente a todos los trabajadores de IBERIA, puede ser recurrida.

Porque como dice el legislador, “el derecho a la negociación colectiva consagrado en el art. 37.1 C.E. no implica en modo alguno que los Convenios Colectivos no estén sujetos a las reglas generales de la jerarquía normativa ni a las de interdicción de la arbitrariedad o discriminación”.

Es decir, NINGÚN convenio puede en modo alguno estar por debajo de lo que la ley establece sobre el valor de las horas perentorias.

No dudamos que esta sentencia tendrá un enorme impacto en todo el sector de handling y aeropuertos.

La prevención de riesgos laborales en los aeropuertos

handlind en condiciones duras

El sector de handling debería tomarse muy en serio todo lo referente a la prevención de riesgos laborales en los aeropuertos. 

Este es uno de los grandes retos que tienen todavía las empresas que operan en los aeropuertos. Sin duda para muchos, uno de los grandes retos pendientes de los operadores de handling, compañías aéreas y Aena.

Un sector que trabaja los 365 días del año y las 24 horas al día.

No hablamos sólo de la actuación y los protocolos para operar con seguridad. Añadimos en este artículo uno de los más importantes y del que nadie habla y que afecta de manera muy directa a la salud de todos los trabajadores: la contaminación.

Los riesgos en el edificio terminal

En este apartado nos encontramos con los trabajadores que están de cara al público y que atienden a los pasajeros en las zonas de facturación y embarques.

  • Estrés por aglomeración y colas.
  • Turnicidad y nocturnidad (trastornos del sueño y digestivos).
  • Agresiones e insultos de “ciertos” pasajeros.
  • Tendencia a una mayor responsabilidad con menor formación.
  • Las condiciones de humedad y temperatura en el edificio terminal no son, muchas veces, las más adecuadas.
  • Posturales y de movimiento en la zona de facturación por movimientos repetitivos y manipulación de equipaje, a veces, pesado.
  • Lipoatrofia muscular ocasionada por la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las cargas iónicas y electromagnéticas de los edificios terminales.

Los riesgos en la pista

En este grupo se encuentran los trabajadores de carga y descarga, conductores de buses y push-back, coordinadores y de mantenimiento.

  • Ruido de los aviones y todos los vehículos rodantes.
  • Contaminación del aire. Las temidas PUF, partículas ultrafinas.
  • Climatológicos (frio, calor, lluvia, viento, niebla, nieve, hielo…).
  • Accidentes de tráfico.
  • Posturales en la carga y descarga del equipaje y mercancías.
  • Accidentes de tráfico.
  • Manipulación de mercancías peligrosas.
  • Turnicidad y nocturnidad (trastornos del sueño y digestivos).
  • Vehículos o parque móvil en mal estado por viejos y obsoletos.

La contaminación del aire

Ya publicamos un artículo mucho más detallado sobre la incidencia de este punto pero queremos resaltar que los estudios de los que disponemos son cada vez más concluyentes en esta materia.

Las PUF, más conocidas como las partículas ultrafinas, son partículas en suspensión derivadas de la combustión incompleta de los motores de los aviones y vehículos diésel. Estas partículas se inoculan a través de los pulmones llegando al torrente sanguíneo provocando problemas respiratorios y cardíacos.

La prevención

Esta es una de las grandes asignaturas pendientes de los operadores y compañías aéreas. Poco a poco van cogiendo conciencia de la importancia que tiene prevenir. Prevenir es proteger a tus empleados y esa debería ser la prioridad número uno.

Todavía estamos lejos de los parámetros en relación a los países más avanzados. Invertir en esta materia no es un gasto, es invertir en futuro, es calidad, es creer que podemos hacer las cosas de manera más saludable y sostenible.

En este sentido, la formación de todo el personal es uno de los puntos clave que previene accidentes y riesgos. Disponer de un buen equipo de formadores/monitores contribuye de manera eficiente a la disminución de algunos de los riesgos antes enumerados.

Electrificar el parque móvil rodante de los vehículos, rodar con un solo motor hasta el punto de espera de la pista de despegue, mantener los edificios terminales en buen estado, sustituir frecuentemente a los trabajadores de facturación, mejorar las conciliación, invertir en material… son algunas medidas que pueden contribuir a que nuestro trabajo se desarrolle de manera más segura y efectiva.

Páginas