CONVENIO COLECTIVO

Hacia el IV Convenio de Groundforce

Nos proponemos a hacer un resumen de lo ocurrido los últimos meses de negociación del IV CONVENIO COLECTIVO DE GROUNDFORCE, veamos si alguien es capaz de aportar criterio a este desorden.

Hemos perdido más de siete meses, con su respectivo coste temporal y monetario, para intentar que la parte social presentara a la empresa una propuesta de Convenio (se le ha llamado plataforma). Proceso que ha traído sus quebraderos de cabeza, y que ha desembocado en una situación de demostración de poder absurda en la que CESHA es obviada en la negociación, llegando al extremo de que nuestra propuesta para Fijos Discontinuos ni siquiera ha sido tratada en la mesa, sin que el resto de la parte social haya ni pestañeado: haberla presentado o no, hubiera y ha tenido el mismo resultado, a saber, nulo.

Todo este sin sentido para llegar al pasado 19 y 20 de julio, y presenciar como la empresa, después de todos estos meses encerrada en su mutismo, presenta lo que ella considera su propuesta más favorable.

La pregunta es, ¿de verdad, que no nos podríamos haber ahorrado todos ese valioso tiempo y dinero, y haber empezado el minuto UNO por este punto? Quizás es todo un juego, y aún no nos hemos querido dar cuenta.

La empresa, siguiendo el discurso de la competitividad en costes, comunica que no va a negociar ningún punto de la plataforma que repercuta en una pérdida económica, y presenta como medida la inclusión de nuevos niveles que abaratarían el coste del personal durante 4 años hasta poder alcanzar el nivel de Agente, ahí es nada. Si soy mujer, realizo las mismas funciones que un hombre y cobro menos, hablaríamos de EXCLUSIÖN SOCIAL. Si soy extranjero, realizo las mismas funciones que un ciudadano nacido en el lugar, hablaríamos de RACISMO. Si soy un trabajador, realizo las mismas funciones que otro trabajador y cobro menos, hablaríamos de NIVELES.

Al parecer en el sector de Handling nadie aboga por la posibilidad de competir a través de una diferenciación de calidad, aunque importantísimos clientes como Lufthansa y Swiss, que no han sucumbido al low cost, nos exigen altos niveles de calidad y la incorporación a sus procesos de personal profesional. ¿Es compatible tender a una precarización laboral con mantener/incrementar niveles de calidad en el servicio? ¿es viable crear un Handling que se diferencie por el servicio que ofrece y no por costes? Pues quizás, la respuesta es que no es posible y que tenemos que imaginar nuestro futuro como “tigres asiáticos”, buscando bajos costes en la mano de obra.

Ahora bien, si de una negociación se trata, ¿qué ganamos nosotros? ¿si perdemos en poder adquisitivo vamos a ganar en bienestar social? Adivinen la respuesta, que llegados a este punto ya pueden seguir escribiendo, sin haber estado en las reuniones.

¿El final? La parte social afirmó que consideraba inadmisibles las medidas presentadas por la empresa y que se verían obligados a tomar medidas contundentes.

Históricamente esas medidas son el paso previo a la firma del convenio.

Plus de flexibilidad y jornadas reducidas

Con la firma del último convenio de IBERIA se firmó el art.133 que dice que los trabajadores que estén en situación de reducción de jornada por maternidad, no percibirán dicho plus.

Esta es una medida que discrimina y desincentiva a aquellos trabajadores que quieran acogerse a esa situación, habida cuenta de que antes sí se cobraba el PLUS DE DISPONIBILIDAD que se había conseguido en los juzgados a través de denuncias individuales.

Hemos conocido recientemente que UGT y CCOO habían planteado demandas individuales alegando modificación sustancial de las condiciones de trabajo que no han sido aceptadas a trámite y que como consecuencia de eso, interpusieron un CONFLICTO COLECTIVO, que también han perdido, y que se encuentra en este momento recurrido al Supremo.

Situación paradójica ya que lo firman expresamente en el convenio y después lo denuncian para contentar a sus afiliados.

Y decimos que no deja de sorprender ya ésta fue una dura victoria de los trabajadores que se dirimió en los juzgados, que costó tiempo y dinero y que se han cargado de un plumazo.

Poco margen legal dejan para el colectivo de jornadas reducidas, que están viendo mermadas sus nóminas, si el Supremo desestima el recurso presentado por ellos.

Esta es, sin duda, una de las enajenaciones más indignantes que se recuerdan en el ámbito de la negociación colectiva ya que cercena derechos y discrimina por ser madre y/o padre.

Desde aquí, darles una vez más la enhorabuena por negociar en contra de los trabajadores y a favor de los intereses de Iberia e IAG…. que sin duda conseguirán pingües beneficios a costa de nuestras cesiones.

Nuevo convenio en IBERIA, nuevas condiciones, ellos se acusan

CCOO y UGT se han acusado de populismo y de bloquear la aplicación de algunas de las medidas de productividad firmadas en el último convenio.

Veamos: Lo que no se puede hacer es firmar un convenio, que es un acuerdo entre dos partes, y después pensar que no cambia nada. Lo que no se puede hacer es darles las herramientas y pretender que no las utilicen. Porque lo que es inaceptable y no les legitima es:

- Firmar que “no recibirán el plus de flexibilidad los trabajadores en situación de jornada reducida” y luego denunciarlo.

- Vender el transporte colectivo y luego apoyar la creación de una cooperativa para recuperarlo.

- Suprimir 14 descansos y pensar que no va a tener consecuencias en las rotaciones.

- Firmar que los cursos de formación son obligatorios y dentro de jornada y al mismo tiempo ofrecer la voluntariedad fuera de la misma.

- Cambiar el criterio de antigüedad y aplicar una clave 303 “Ad personam” no revalorizable (congelada para siempre).

- Firmar el nuevo ERE 187/14 que posibilita novaciones de contrato de trabajadores FITC a FACTP´S y si no aceptas, te vas a la calle con 21 días por año con un máximo de 12 mensualidades.

- Aplicar la reducción del 7% a los prejubilados y luego denunciarlo.

- Renunciar al 0,9% del IPC del 2012 que es nuestro….

Como sabéis, algunos de los puntos han sido denunciados y ganados por CESHA (7% de los prejubilados) y otros están pendientes de resolución judicial (0,9% IPC, cursos de formación fuera de jornada) pero os recordamos que la supresión de los 14 descansos, la venta del transporte, el cambio en el criterio de antigüedad… no pueden ser denunciados porque son materia de negociación colectiva….

Por eso necesitamos a los mejores, te necesitamos a ti.

Negociando a contrarreloj…… quién se lo cree

IBERIA ha convocado para hoy a los representantes de los trabajadores de tierra para escenificar los diferentes acuerdos en materia de productividad. A nadie se le escapa que a estas alturas está todo el “pescado vendido” y a punto de caramelo, máxime cuando Luis Gallego ha expresado con claridad que la fecha límite para llegar a esos acuerdos expira el 31 de diciembre.

La Dirección de la compañía ha manifestado por activa y pasiva que para poder presentar un plan de viabilidad a largo plazo y sostenible tiene que llegar a acuerdos con los trabajadores; y por otro lado los sindicatos dicen que no se sentarán a negociar hasta que Iberia no les presente un plan de viabilidad con “cara y ojos”. Esto recuerda ese famoso dicho: “que fue antes el huevo o la gallina”.

Hoy, a contrarreloj, se iniciarán una serie de encuentros destinados a poner en negro sobre blanco el contenido de ese plan que cambiará de manera drástica nuestras condiciones de trabajo. A nadie se le escapa que estos acuerdos van ligados además, a la firma del III convenio sectorial de handling, que se encuentra también en su recta final. No es por casualidad.

Los concursos de handling se han aplazado con la intención de dejar atados los principales convenios y así, sentar las bases de nuestras condiciones futuras. Y como ejemplo del conformismo y resignación con el que nos enfrentamos los trabajadores de tierra a nuestro futuro, parafraseamos uno de los textos más impresionantes jamás escritos que ilustra una manera de actuar y proceder:

“Para evitar las epidemias de piojos en los barrios pobres de Londres a principios del siglo XX, los niños de la clase obrera debían llevar las cabezas rapadas. Los pobres se encontraban tan presionados desde arriba, en submundos de miseria tan apestosos y sofocantes, que no se les permitía tener pelo, pues en su caso, eso significaba tener piojos. En consecuencia, los médicos sugirieron suprimir el pelo. No pareció habérseles ocurrido suprimir los piojos. Y es que hubiera sido largo y laborioso cortar las cabezas de los tiranos siendo más fácil cortar el pelo de los esclavos. Lo que está mal son los suburbios, no el pelo.

Corolario: sólo por medio de instituciones eternas como el pelo podemos someter a prueba instituciones pasajeras como los piojos”.

¿Y ahora qué?

Llegados a este punto uno se pregunta ¿Y AHORA QUÉ? Una vez más nos vemos ante ese abismo que supone el no ser dueño de tu propio destino. Y es que nos hemos acostumbrado durante mucho tiempo a que sean otros los que decidan. Mucho hemos avanzado en los últimos días y  hoy podemos hablar de UNIDAD porque hemos luchado por ella.

Lo vemos en las Concentraciones y en el día a día con ganas de decir “basta ya”. Existe también la otra UNIDAD FINGIDA, que es la de nuestros representantes sindicales. Sabemos que es frágil y se puede romper en cualquier momento. Unos no se fían de los otros, y nosotros no nos fiamos de ellos. Es el Círculo del Miedo y la Desconfianza. Entonces nos preguntamos, si la UNIDAD nuestra es fuerte ¿Por qué depende del frágil hilo de la suya?

Todos los colectivos Tierra, TCPS y Pilotos nos unimos hace días en una huelga por la Viabilidad de Iberia y por la Salida de la Fusión. Que no se trataba de una simple negociación de Convenio lo sabemos todos. Nos amenazaron con despidos y luego con descuelgues y seguimos con nuestro objetivo: SALIR DE LA FUSIÓN.

Sin producción no hay futuro para nadie. No hay que ser muy espabilado para saber que si se llevan los aviones, las rutas y no van a los concursos de handling, si se deja de hacer el mantenimiento, si no se invierte en renovación de flota y mejoras para nuestros clientes, SOBRAMOS TODOS.

Que se trata de un desmantelamiento propiciado por sus Directivos con el Silencio de los Consejeros es voz populi. Si se creen que no les vamos a denunciar van listos. Porque no vamos a parar hasta que paguen por este saqueo. Pero eso lleva su tiempo y para cuando tengamos resultados Iberia ya será historia.

Nos han presentado un documento de Mediación de apenas 7 páginas con membrete de la Universidad Autónoma. Puede que sea el síntoma de la decadencia de la enseñanza en España pero su calidad desprestigia a todo un Catedrático como el señor Gregorio Tudela. Parece más bien la obra de un alumno de primer curso y no muy espabilado. Está hecho con desgana y prisa por quitarse el “muerto de encima”. “Para ese camino no hacían falta estas alforjas” señor Tudela.

Y es que además de bajar los despidos a 3141, reducciones salariales de entre el 14% y el 7%, renuncia a algo que ya no es negociable porque era un derecho adquirido en otro Convenio, el IPC real del 2012, congelaciones de la progresión y la antigüedad, etc Nada nuevo bajo el sol. En fin, que todo esto ya lo habían negociado en las famosas Mesas del SIMA. Que no habla de responsabilidades, de desmantelamiento, de ceses, de salir de la fusión, de plan de viabilidad…Por tanto, no hay ningún motivo para firmar algo que es más de lo mismo.

Que no nos vengan con ERES buenos y ERES malos. Queremos que Iberia Sobreviva y eso sólo es posible con otros gestores y fuera de la fusión. Necesitamos representantes COHERENTES.

Que no nos digan hoy una cosa y mañana la contraria. Todo apunta a que si el lunes la empresa no dice que no al acuerdo, estarán dispuestos a firmarlo. Nos querrán convencer de que era el mejor de los males posibles y más tarde, desmovilizados y divididos, comenzarán a segregarnos.

Debemos aprovechar nuestra fuerza y nuestra unidad para romper este círculo en el que somos MARIONETAS que se mueven al son de una música que no es la nuestra.

Si nos han movilizado y llevado hasta aquí no va a ser para aceptar lo que rechazamos en un principio. La última oferta de la empresa era NO DESPIDOS pero más CONCESIONES y dijimos que NO porque no había Plan de Futuro.

¿POR QUÉ VAMOS A ADMITIR ENTONCES ESTA MEDIOCRE MEDIACIÓN?

El interés del Mediador es el del Gobierno: DESCONVOCAR LAS HUELGAS Y ANULAR LA CONVOCATORIA DE SEMANA SANTA y sobretodo ROMPER NUESTRA UNIDAD.

“PEDID AL GOBIERNO QUE CAMBIE LA FIGURA DEL MEDIADOR POR LA DE UN LAUDO”. NO ES MOMENTO DE RENDIRSE. JUNTOS PODEMOS.

Sindicalistas

Paseando por la Vía Layetana, caminando por la acera opuesta al histórico edificio en manos de los dos grandes sindicatos mayoritarios, a veces coincides con la salida de los delegados electos. No hay coches oficiales con sus conductores y escoltas, ni periodistas, y sí muchos trabajadores, algunos de ellos desesperados en busca de soluciones que nunca llegan. Un tropel de individuos de ambos sexos, encorbatados algunos y engalanadas ellas, saliendo del recinto con los aires que podéis imaginar. No se identifica a ninguno pero al pájaro se le conoce por la cagada. Van pavoneándose tiesos, importantes, seguros de su papel en los destinos de las empresas, camino del coche o del restaurante donde seguirán trazando las líneas maestras de la política laboral y sus consecuencias. No pocos salen arrogantes y sobrados como estrellas de la tele, con trajes y maneras afectadas de los nuevos directivos. Oportunistas advenedizos que cada mañana se miran al espejo para comprobar que están despiertos y celebrar su buena suerte. Sindicalistas, nada menos. Sin tener, algunos, el bachillerato….

Ni haber trabajado en su vida. Desconociendo lo que es madrugar para fichar a las seis de la mañana, o quedarse sin vacaciones en verano porque están liberados, o con turnos colgados. Y protegidos porque se afiliaron sabiamente a los sindicatos del poder. Y nos venden. Y nos engañan. Sin escrúpulos y sin vergüenza. Y en cada ocasión, cuando cruzas con ese desfile insultante, con ese espectáculo de prepotencia absurda, experimentas un intenso desagrado; un malestar íntimo, hecho de indignación y desprecio. No es un acto reflexivo. Sólo visceral. Desprovisto de razón. Espontáneo. Un estallido de cólera interior. Las ganas de acercarme a cualquiera de ellos y ciscarme en su ……...

Sabemos que esto puede ser excesivo. Que siempre hay justos en la morada. Gente honrada. Delegados decentes cuya existencia es jalonada, vitoreada. Pero hoy hablamos de sentimientos, no de razones. Tan agresivo y pesimista. Por qué creemos ver sólo gentuza cuando los miras, pese a saber que entre ellos hay gente perfectamente honorable. Por qué, de admirar y respetar a quienes ocuparon esos mismos puestos hace veinte o treinta años, hemos pasado a despreciar de este modo a sus mediocres reyezuelos sucesores. Por qué unas cuantas docenas de analfabetos irresponsables y plegados a los intereses de sí mismos, pueden amargarnos en un instante, la tarde, el día y la vida.

Los hemos visto durante años, aquí y fuera. En los comités de muchas empresas, en la firma de ERE´s desproporcionados, en asambleas manipuladas a donde llevan sus irresponsabilidades, sus corruptelas, sus ambiciones encubiertas. Su incultura atroz y su falta de escrúpulos. Conocemos las consecuencias. Vivimos las consecuencias. Y sabemos cómo lo hacen ahora, adaptándose a su tiempo y su momento. Lo sabe cualquiera que se fije, que trabaje. Algún día, os detallaremos cómo se lo montan. Cómo y dónde comen y a costa de quién. Cómo se reparten las prebendas y los privilegios. Cómo se organizan entre ellos, en comisiones y visitas institucionales que a nadie importan una mierda, descarados e inútiles viajes MADRID que asumen las empresas a cambio de convenios a la baja. Cómo se han trajinado las miles horas sindicales con la excusa de negociaciones interminables y comisiones inexistentes. Y de ahí a supervisores, jefes de servicio y subdirectores. Ese es el premio de tanto trabajo. De tanta entrega. Y mientras tanto, los curritos entregados en el submundo de las bodegas en pleno verano a 35ºC, facturando colas interminables a ritmo de remero, con jornadas interminables, con convenios sectoriales que nos degradan, que nos humillan.

Ahora por lo menos, mientras nos dirigimos al vestuario para cambiarnos rápido, no vaya a ser que perdamos el bus (perdón, que también nos lo han vendido), algunos sabrán lo que tenemos en la cabeza cuando nos cruzamos con ellos.

CESHA no firma el II Convenio de GroundForce

Según anuncian los sindicatos UGT, CCOO y USO, el pasado  2 de diciembre, se firmó en Madrid el II convenio de Groundforce. CESHA no ha firmado. Pero no lo hemos hecho por capricho, si no por responsabilidad y por mantener una lógica en nuestra trayectoria.

Estas son las razones por las cuáles no hemos firmado:

Nos dirán que cobraremos una paga antes de Navidad, que se ha rebajado la jornada anual. Sí.

Pero, ¿qué pasa con la nueva reclasificación de las categorías? ¿Por qué no se amplía la póliza del seguro por  muerte natural, como sí tienen otros colectivos de Groundforce? ¿Por qué desaparece el artículo dónde se crearía un fondo solidario interno? ¿Qué pasa con la mejora de las condiciones de los tiempos parciales? ¿No existen estos trabajadores? ¿Qué hay de las vacaciones laborables, la regulación de las jornadas fraccionas, de los beneficios sociales inherentes a la actividad que desempeñamos (billetes de vuelo, ayudas, préstamos, etc)? ¿Qué hay de las condiciones de trabajo, nadie se queja?

Llevamos cuatro años oyendo que este convenio se firmó en dos días y antes de empezar la empresa. Que lo  firmado no cumplía con los mínimos que todos necesitábamos, ¿por qué se da por bueno el mismo convenio ahora? ¿Por el mero hecho de una subida de IPC?

Otro argumento es que si no firmamos no estaremos en la comisión mixta, y para qué, preguntamos, si cuando estemos en ella, volverán a realizar la misma función que hasta hoy. Entendemos que no vale la pena dar todo nuestro apoyo a este convenio por tan poco.

LA COORDINADORA  entiende que se ha firmado este convenio por intereses electorales, pensando en que podrán manejar a su antojo la bolsa de empleo que se creará y quizás en otros intereses, pero no en el de los trabajadores. Todo por intentar comprar voluntades y al mismo tiempo intentar  poner en  nuestra contra a los compañeros, acusándonos de todos los males de esta empresa. Estamos acostumbrados, y por eso creamos esta LA COORDINADORA, que es, como hemos repetido en innumerables ocasiones, la unión de muchos trabajadores cansados de tanto atropello y cesiones sindicales.

Queda claro que no nos queda otra que seguir peleando por nuestros derechos, como siempre hemos hecho, intentando ser cada vez más fuertes y demostrar al resto, que sí se puede realizar otro tipo de sindicalismo.

Por último, decir lo que advertíamos hace un par de años, siempre se unen y firman los de siempre.