elecciones sindicales

Un Juez anula las elecciones sindicales celebradas en Iberia en TFS

Una vez más la justicia nos da la razón.

HECHOS PROBADOS Y ANTECEDENTES DE HECHO

En el año 2015 se produjo una subrogación de 139 trabajadores de Groundforce a Iberia.

Estos trabajadores pudieron presentarse como candidatos a las elecciones sindicales pero se les impidió su derecho a votar, incumpliendo así, un derecho fundamental.

CESHA y USO impugnaron esa resolución que fue denegada por la mesa electoral.

Tanto IBERIA, como CCOO, UGT y CGT se posicionaron del mismo lado en ese asunto.

Más del 70% de los trabajadores afectados estaban afiliados a CESHA.

Se interpusieron sendas demandas en el juzgado de lo Social.

FALLO

Se anula el proceso electoral celebrado en TFS.
Se declara ilegal el art. 73.D2 del actual Convenio Colectivo de Handling.

Como siempre hemos dicho: con CESHA, si se puede.

Impugnación de las elecciones en IBERIA en TFS

El pasado jueves 15 de diciembre se celebró el juicio en Santa Cruz de Tenerife sobre el impedimento a los trabajadores subrogados de Groundforce a Iberia, al impedirles el voto en las últimas elecciones sindicales celebradas en IBERIA en octubre de 2015.

Si bien es cierto que la norma establece que un trabajador tiene derecho a votar si tiene al menos un mes de antigüedad en la empresa, también nos parece razonable que estos trabajadores que pueden ser candidatos, como lo fue alguno, puedan ejercer el derecho activo de votar.

De la misma que el Tribunal Supremo ya ha sentenciado que “un trabajador subrogado no puede ser considerado de nuevo ingreso a efectos de antigüedad y económicos”, un trabajador subrogado no debería ser considerado “nuevo” para ejercer el derecho al voto, derecho que se nos antoja fundamental y básico.

La sociedad siempre va un paso por delante que la norma y por tanto, es nuestro deber como organización, velar y defender aquellos derechos que preservan y consolidan dichos preceptos.

No sólo está en juego el ejercicio de un derecho sino la hegemonía y configuración de un nuevo comité de centro. Y a ese juego, algunos se atrincheran en beneficio de sus intereses corporativos.

Somos responsables de lo que escribimos pero no de tus decisiones.

"Sorpasso" de CESHA en Palma

Se celebraron las elecciones sindicales en Groundforce Palma con un gran resultado para CESHA.

CESHA 4

CCOO   4

USO      3

UGT      2

Este resultado sólo se explica desde el hartazgo y cansancio de los trabajadores hacia los sindicatos más representativos y la pérdida constante de derechos y deterioro de nuestras condiciones  laborales.

La sociedad cambia y evoluciona y lo mismo deben hacerlo las instituciones que nos representan y en este sentido, La Coordinadora surge y se desarrolla en un marco nuevo de toma de decisiones y representación transversal que no desprecia a sus afiliados si no que son la base para su impulso.

No es fácil porque nos desprecian y acosan con acusaciones maliciosas, en campañas sindicales con promesas infundadas hacia los trabajadores más débiles y en condiciones más precarias, con la amenaza permanente de que ellos son SIEMPRE la garantía: LA SOLUCIÓN NO PUEDE PROVENIR DE QUIÉNES NOS HAN LLEVADO A ESTA SITUACIÓN.

No somos muleta de nada. El sistema necesita colaboradores necesarios para seguir generando desigualdad y precariedad.

A partir de aquí, sólo el trabajo, la complicidad y el compromiso de seguir trabajando para encontrar el equilibrio entre el beneficio empresarial y los derechos de quiénes lo hacen posible. La relación debe ser sostenible.

Lo que ha ocurrido en Palma es un ejemplo para otros trabajadores en otros aeropuertos. CESHA es la herramienta perfecta que aglutina experiencia y eficiencia.

Contamos contigo para cambiar las reglas del juego en el sector aéreo.

En marcha para la campaña electoral en IBERIA 2015

Corren por las redes sociales mensajes en los que se leen contenidos sobre las bondades de votar a unos u otros, sobre buenos y malos, sobre la importancia de decantarnos por una u otra alternativa.

Veamos:

A Ramón, que es un operario de rampa del aeropuerto de MAD, le ha contactado un delegado de su sindicato recordándole que hace 8 años lo colocaron como conductor de jardineras y que es el momento de votar en consecuencia el próximo 28 de octubre.

Lo mismo le ha ocurrido a Jorge que es supervisor en BIO.

En BCN, a Pau, que trabaja en la Unidad de PAX, le han pedido el dni para tramitarle el voto por correo ya que el día de las elecciones tiene fiesta.

Peor lo tiene Jesús en SVQ después de perder la licencia de handling. Todavía no sabe dónde irá: WFS o Aviapartner. Dos auténticos desconocidos. Pero está más cabreado cuando se enteró de que en las negociaciones del último convenio, la comisión negociadora desestimó una propuesta de CESHA sobre las cláusulas de salvaguarda en caso de subrogación por pérdida de licencia.

Toni en VLC está en l misma situación después de años de FACTP. Su sueño de quedarse fijo en IBERIA como su padre se esfumó el día que Aena anunció el desenlace del concurso de handling.

En ZAZ, Loli con 61 años de edad, decide pedir la cuenta al perder la licencia y no aceptar ser subrogada a su nuevo operador después de 42 años en la compañía.

Y así podríamos seguir contando historias de muchos de nosotros en esta nueva IBERIA.

Una IBERIA que no duda en aplicar la reforma laboral allí donde sea necesario para atemorizar a su personal y combatir así el absentismo laboral. 15 despidos en lo que va de año.

En este enjambre de situaciones y realidades nos movemos los trabajadores de esta compañía.

Y ahora llegan la elecciones sindicales. Este es el momento de valorar la gestión llevada a cabo por nuestros representantes. Porque han pasado muchas cosas. Demasiadas.

Hoy podemos afirmar desde CESHA que estamos peor que hace muchos años. No sólo hemos perdido poder adquisitivo sino derechos y posibilidades reales de sentirnos orgullosos.

Porque tenemos memoria. Tenemos memoria y recordamos cómo nos manipularon en su momento para llevar a buen puerto todas aquellas medidas que la dirección necesitaba por exigencia de IAG. Los accionistas del grupo no estaban dispuestos a ceder ni un céntimo de euro en pro de los trabajadores. Ni antes, ni ahora ni nunca.

Se ha escenificado una doble escala salarial, se han fulminado derechos fundamentales, nos han hecho creer que somos caros y poco productivos y en ciertos niveles de la dirección no dudan en calificar de tóxicos a los trabajadores más veteranos.

Es en este contexto, que cabe preguntarse qué debemos hacer el próximo 28 de octubre.

Voto por correo

Muchos compañeros se quejan y se sienten humillados ante la presión a la que están siendo sometidos para que voten por correo, incluso estando de servicio el día de la votación.

Pensábamos que esta forma de actuar estaba ya desterrada de las costumbres electorales, pero observamos que tras varios años de democracia la realidad es muy distinta y que persisten los viejos sistemas utilizados por el poder de los sindicatos amarillos bajo la excusa de cobrar supuestos favores pasados o futuros aunque posiblemente se olviden de vosotros, como se olvidaron de otros, hasta dentro de cuatro años que necesiten nuevamente vuestro voto.

Queremos recordaros que dicho voto por correo pierde su validez mediante la   presentación en la mesa electoral y anulando el voto por correo “manifestándolo así ante la mesa, la cual después de emitido el voto, procederá a entregarle el que hubiese enviado por correo” (según Real Decreto 1844/1994 art. 10 del Reglamento Electoral).

Asimismo,  CESHA  pone en vuestro conocimiento que el Código Penal en sus Art. 390 y siguientes relata las penas o castigos, para los infractores a la Ley Electoral y que pueden ser de prisión,  multa e inhabilitación, tanto para el particular, funcionario o promotor del fraude.

Os recordamos que la grandeza de la democracia está precisamente en ejercitar vuestro derecho al voto LIBRE, SECRETO Y SIN PRESIONES, de manera que luego estéis en situación de exigir en lugar de avergonzaros por ello.

Medita con calma y luego vota, hazlo a ser posible por opciones libres dialogantes e independientes.

 

Por qué es importante la información

Un amigo confiesa y seguro que os ha pasado más de una vez: "En vacaciones no voy a leer ni un periódico, ni siquiera voy a abrir Internet. Quiero desintoxicarme". No son pocos los que en algún momento caen en la tentación de dejar de leer noticias, de informarse, cualquiera que sea su soporte. "Es que siempre es lo mismo. Mejor saber menos de lo que ocurre en el mundo", dicen algunos.

A veces, es cierto, puede ser una terapia alejarse del bombardeo informativo cada vez más poderoso, más planetario y más repleto de atrocidades. Las noticias negativas nos abruman y nos desaniman pero las que más suelen perturbar y aburrir son las de carácter político y sindical.

A pesar de todo, en CESHA estamos convencidos de que el mundo con todos sus horrores es hoy mejor que hace sólo cien años. Y estamos convencidos de que lo es precisamente por esa "maldita" información que se nos cuela cada vez más por las ventanas de nuestra vida. Con los ojos cerrados al mundo, este se degradaría aún más. Luz y taquígrafos, que se decía hace tiempo -hoy diríamos, luz e Internet-, son el mejor remedio a la barbarie, a los abusos del poder, a los atropellos a los más débiles y a la manipulación. Por eso, los que ostentan el poder o aspiran a él, odian la libertad de expresión o simplemente, la obvian.

Esta ha sido una de nuestras virtudes a lo largo de todos estos años: informar, llevar la información a cada uno de vosotros, a cada uno de los trabajadores, fuera del sindicato que fuera, al margen de la afiliación política, al margen del compromiso adquirido. Esta ha sido la mejor terapia para combatir la corrupción, la inacción y la mentira.

Pero se trata de algo más serio. Informarse te da criterio y tener criterio genera opinión. Esto da miedo. Una sociedad con criterio derriba gobiernos; unos trabajadores concienciados y decididos cambian sus condiciones de trabajo. No tomar acción, no informarse, pasar de todo, no obvia los problemas, no hacen que desaparezcan, aunque si pueden hacernos más felices temporalmente.

Se puede vivir sin saber nada de lo que ocurre, de lo que nos afecta, podemos vivir encerrados en nuestra propia nube, aunque además de aburrido debe resultar de una pobreza existencial sin nombre. Es verdad que al abrir el periódico o al bucear en la Red, corremos el peligro de deprimirnos con las lágrimas de angustia de un mundo que corre por una suerte deprimente e insalubre.

Pero negarnos a estar informados por miedo a sufrir, es declarar nuestra derrota ante la vida, es negarnos a aceptarnos. Por eso pensamos en todos aquellos millones de trabajadores y anónimos capaces de morir y luchar por los demás. Los muertos no nos dan miedo. Somos los vivos los que damos miedo, pero así somos, no como nos gustaría a veces ser, sino como somos de verdad.

Infórmate y lee.

“Y si no lees no votes”.