Huelga

Estibadores portuarios: estamos con vosotros

Allá por el 2007 un colectivo de trabajadores vinculados a pequeños sindicatos de diversos aeropuertos españoles decidimos sentarnos y plantearnos un proyecto de mayor envergadura con el objetivo de cambiar las condiciones laborales de los trabajadores de aeropuertos.

Era un reto difícil, complicado y no exento de problemas. Buscábamos algo diferente al sindicalismo vigente: rancio, antiguo, desvinculado de la clase trabajadora, aburguesado…..

Nuestro espejo, nuestra referencia fue el modelo portuario y con ellos nos sentamos y debatimos para llevar a los aeropuertos el cambio que necesitábamos.

Hoy, nuestros amigos y compañeros estibadores están siendo lapidados, perseguidos y atropellados en un intento por parte de los de siempre de que renuncien a sus derechos y condiciones laborales.

Desde CESHA, nuestro más firme apoyo a vuestra lucha que también es la nuestra.

Ni un paso atrás….

Sentencia favorable a CESHA en el conflicto con Aviapartner en TFS

El juzgado de lo Social nº 5 de Santa Cruz de Tenerife ha dictado sentencia en contra del operador de handling AVIAPARTNER en sus pretensiones de declarar como HUELGA ILEGAL, las diferentes convocatorias realizadas por el sindicato CESHA en TFS.

Los antecedentes sobre las convocatorias de huelga hacen referencia al despido de 9 trabajadores del citado operador, posteriormente 4 más y hace pocas semanas, otro adicional: en total 14 trabajadores despedidos en poco menos de un año desde que ganó la licencia para operar en el aeropuerto de Reina Sofía.

El derecho a la huelga es un derecho constitucional como se escribe en su art. 28.2, cierto, de titularidad individual pero de ejercicio colectivo y que se expresa como la última forma de reivindicación cuando ya no te queda nada.

Desgraciadamente, muchas empresas están utilizando esta vía jurídica para denunciar a los sindicatos convocantes, como ya hizo Iberia contra el comité de huelga de STAVLA, para provocar miedo, erosión y desánimo entre el conjunto de los trabajadores.

Lo que habría que preguntarse es dónde está la comisión paritaria del sector y los grandes sindicatos de clase.... ¿Dónde?

El aeropuerto de El Prat amenaza con explotar este verano

La situación que padecen los trabajadores de Iberia en el aeropuerto de Barcelona puede llevar al límite la operación estival.

La expectativa de récord en el número de pasajeros, el aumento de líneas por parte de Vueling, que prevé operar más de 400 rutas con un déficit de tripulaciones que está provocando retrasos y cancelaciones y la falta de medios que facilita Iberia como operador de handling, son el cóctel que puede desencadenar un colapso total de las operaciones este verano. Si a esto se le une escalas programadas de 35 minutos para cumplir con la operativa programada, nos encontramos ante la imposibilidad de cumplir con los horarios previstos.

Las consecuencias son múltiples retrasos que sufren los pasajeros y trabajadores de Iberia, empresa encargada de prestarle los servicios de handling. Insultos y malos tratos, prolongación de la jornada con horas perentorias…. Son algunas de las consecuencias.

Iberia no cubre con personal suficiente el aumento del tráfico.

Iberia contrata y programa en función de las horas de vuelo programadas y no tiene en cuenta el desfase horario de las demoras que se producen. Esto se cubre con las horas perentorias, es decir, con horas extras que realizan los trabajadores del turno de tarde. Trabajadores que ya están hartos y que no pueden conciliar por el abuso de esta medida. A Iberia le resulta más barato que sus trabajadores hagan esas horas que contratar personal entre otras cosas, porque las paga mal, incumpliendo lo que establece la ley en materia de horas extras/perentorias: deben pagarse al menos como una hora ordinaria, art.35 del E. T.

Además,  se llega tarde a los embarques, a poner calzos y escaleras, a veces faltan autobuses para los embarques y desembarques de los vuelos, faltan push-back en las salidas, los coordinadores van de dos en dos y no atienden de manera correcta sus vuelos. Prisas, embarques rápidos que se cuadran como se puede…. la entrega de equipajes se demora más de lo permisible.

Todo esto rápido y mal, con estrés y ansiedad porque Iberia exige porque su cliente principal, le exige.

Un dato: en el año 2005 eran más de 85 coordinadores  y varias decenas de eventuales en verano y ahora no llegamos a 50 y unos 40 eventuales, con bastante más tráfico que entonces.

En este sentido cabe preguntarse qué hace Aena y cuál es su papel. Como gestor y garante de nuestro sector aéreo debería exigir que se cumplan todas las premisas en materia de seguridad y compromisos que los operadores de handling y compañías aéreas adquieren cuando se comprometen a volar. Lo ponemos en duda: 250 trabajadores subrogados de Groundforce a Iberia el pasado mes de noviembre siguen percibiendo mal sus nóminas, tal y como establece el convenio de sector de handling y las premisas en los pliegos de condiciones en los concursos de handling.

Rizar el rizo. Con la firma del último convenio, los trabajadores de Iberia cedieron 14 días adicionales que ahora se antojan inasumibles. Como alternativa a lo que se está viviendo, muchos han solicitado días de permiso sin sueldo que Iberia deniega, teniendo derecho a ese disfrute si son menos de 15 días y en las proporción 1 trabajador por cada 40 o fracción, tal y como establece el XX convenio colectivo de Iberia en su art. 160, apartado a.

Es una cuestión de costes. La plantilla no había vivido una situación de “kaos” como la que se está viviendo y se prevé de cara a las próximas semanas.

Históricamente la plantilla de Iberia se ha caracterizado por su profesionalidad y valentía a la hora de afrontar los retos que han tenido delante. Son los percusores de la aviación en este país y se sienten orgullosos de ello, pero sin medios, sin los recursos necesarios, sin la formación adecuada, el fracaso y los problemas están garantizados.

O se ponen en marcha soluciones inmediatas o CESHA no descarta el inicio de paros y movilizaciones.

El conflicto en los aeropuertos canarios se enquista

El conflicto en los aeropuertos de Tenerife Sur y Las Palmas de Gran Canaria se enquista y sube de tono con motivo de la denuncia presentada por Iberia y Aviapartner contra el sindicato CESHA.

Tanto Iberia como Aviapartner declaran al unísono que la huelga es ilegal y que está convocada por un sindicato minoritario con el que no están dispuestos a negociar. Veamos.

Huelga ilegal: es aquella que se produce directamente en contra de lo dispuesto en la ley o cuando se lleva a cabo de forma abusiva.

Ni en contra de la ley ni es abusiva: 9 despedidos en Aviapartner e incumplimientos sistemáticos en materia de salud laboral, fraude de ley en los contratos de los trabajadores eventuales e incumplimientos de sentencias del Alto Tribunal en materia de subrogación en Iberia.

Cuando te niegan la negociación porque no te consideran parte, cuando los sindicatos mayoritarios participan de la misma opinión que las empresas, cuando la Comisión Paritaria del Convenio de Sector de Handling te expulsa y no atiende las peticiones, no te queda otra opción que recurrir al último de los recursos que tiene un trabajador.

Podemos recordar que en el verano de 2011, 6 trabajadores fueron despedidos en Barcelona al subrogarse de Flightcare a WFS, convocándose una huelga general en el sector de dos días a 24 horas por parte de CCOO, UGT y USO.

Y podemos recordar que hace pocas semanas en el mediático juicio de “los 8 de Airbus” todo el mundo se apuntó a la foto, todos acudieron a las concentraciones.

¿Y Qué pasa con los 9 de AVIAPARTNER en Tenerife Sur? Pues que no forman parte de la élite y sí de lo que ellos llaman insurgencia.

¿Y qué pasa con las condiciones de los trabajadores de Iberia en LPA y TFS? Pues lo mismo que en el resto de aeropuertos: precariedad, fraude contractual, incumplimientos de sentencias y convenios…. pero CESHA no ostenta la mayoría necesaria y sí la tiene en Canarias.

Resulta altamente preocupante que todos estemos esperando un cambio cuando lo que en realidad deseamos es que nos apadrinen. Es como en los cuentos: la eterna espera de que aparezca ese Príncipe para que venga a salvarnos. Esta es una actitud propia de quien cree en la providencia. Pero no. Compañeros y trabajadores de aeropuertos: tenemos un problema, un problema serio de confianza y respeto por lo nuestro. Pensar que nos lo iban a poner fácil es de ingenuos o más bien de tontos. Están como han estado siempre: en el otro lado, enfrente de nuestros problemas, incluso a veces, provocándolos.

Por esta razón, CESHA no abandonará la lucha ni las reivindicaciones que han sido expresadas y refrendadas por los trabajadores, porque son justas, coherentes y sobre todo son necesarias.

El próximo sábado hay un nuevo encuentro entre el Presidente del gobierno canario y los principales actores con el objetivo de mediar en el conflicto.

A ti, trabajador de handling y/o aeropuerto

Hoy nos atrevemos a escribir las siguientes líneas con el ánimo de que la huelga convocada por el sindicato CESHA en el aeropuerto TFS en las empresas de Iberia y Aviapatner cuente con tu apoyo.

Hay ciertos comportamientos empresariales que necesitan ser acabados antes de que ellos acaben contigo. Cuando la vía del dialogo no es suficiente porque te la niegan y los intereses y ambiciones de ciertas empresas pasan por encima d ti, la única vía de solución posible y efectiva es la convocatoria de huelga.

Las empresas del sector del Handling persiguen obtener el máximo rendimiento económico mediante el abaratamiento y la flexibilidad de todo el personal, no dudando en incumplir con los derechos adquiridos y ejecutando despidos. Recuerda que este sector es intensivo en mano de obra y es la parte más importante de los costes de los operadores.

Seguramente serás de la opinión de que esta convocatoria de huelga no va contigo y que además no obtienes ningún beneficio, pero solo tienes que leerla para comprobar que no estás en lo cierto, que existen beneficios comunes que afectan a todos, pero sobretodo, que existe un beneficio común de presente y de futuro que es la defensa de las condiciones laborales y del puesto de trabajo.

La injusticia en cualquier lugar es una injusticia en todas partes y por eso no podemos obviar que hay una empresa que acaba de ganar el concurso de #handling en el #aeropuerto de TFS que ha despedido a 9 trabajadores y que hay otra empresa que no respeta los derechos adquiridos del personal subrogado y recorta derechos a todos los trabajadores como el transporte colectivo.

Ten cuidado, no vaya a ser que tal vez te levantes mañana y te comuniquen que vas voluntariamente subrogado a otra empresa y descubras que ya no puedes hacer nada por seguir manteniendo tus derechos laborales, que perdiste la oportunidad, piensa, que hoy es un buen día para hacer historia y no te conformes con lo que necesitas sino con lo que te mereces.

La subrogación viene desde año 94 donde muchos compañeros han pasado de una empresa a otra, perdiendo derechos, sufriendo y luchando mucho y desde aquel entonces no hemos dejado de luchar, siendo testigos directos de muchas más subrogaciones, como esta de GroundForce a Iberia y a Aviapatner, que no será la última, sino una más.

Que corra la voz, seguimos en lucha!!

Hoy no estaréis solos.

Perdonad por la insistencia pero es que la situación lo requiere.

Hoy somos muchos, muchos más que los que forman parte de ese sector que todo lo quiere, que todo lo sabe, que todo lo impone. El nombre es lo de menos: los liberados, la casta, el establishment, los de la paritaria... En todo caso, esta fórmula de entender las relaciones laborales caracterizada por su rigidez e inmovilismo, que tiende a separar y jerarquizar para asentar su pretendida supremacía sobre los demás, está obsoleta. Vinculados, cómo no, al poder, como demostraron el día de la comisión, en momentos como los que vivimos sacan toda su virulencia y malas artes.

La situación de indefensión que vivimos ahora les ha llevado a ensañarse, ahora, con unos trabajadores. Dejar de lado a los 9 despedidos de AVIAPARTNER en Tenerife Sur es un error estratégico que puede tener consecuencias impredecibles para el sector.

Podían haber hecho suya la reivindicación y sentar las bases del cambio.

Pero no. Vivir siempre de espaldas a los trabajadores, sin mirar, ni querer enterarse ni de sus anhelos y preocupaciones, ni de sus necesidades, tiene un precio. No encajan que se les cuestione y no se han enterado de lo que pasa hoy en este país ni del 15M ni de lo que representó en su día: cambio.

Hoy es un día clave para las expectativas de los trabajadores de handling. La huelga en TFS puede marcar un antes y un después.

¿Qué parte del "No nos representan" no entendieron?

CESHA expone los motivos del preaviso de huelga en TFS

Los trabajadores, en ambas empresas, han flexibilizado sus horarios y turnos de trabajo, para que éstas puedan organizar y distribuir eficientemente las nuevas cargas o sobrecargas de trabajo. Sin embargo, ambas empresas, lejos de reconocer la buena voluntad por parte de los trabajadores, han mantenido un constante deterioro en las condiciones laborales, que, en el caso de Iberia, se ha venido a sumar a los graves problemas que venía soportando la plantilla de la misma, y, en el caso de Aviapartner, ha culminado en el despido de nueve trabajadores de manera totalmente indiscriminada y en pleno proceso de elecciones sindicales, y tras apenas tres meses  desde el inicio de su actividad en TFS. A continuación se detallan los motivos principales, en cada una de las empresas, que nos han llevado, como sindicato, al preaviso de huelga: IBERIA 

Primero.- Subrogación de personal. Como consecuencia del proceso de adjudicación del servicio de handling en el aeropuerto Reina Sofía  en Tenerife-Sur, la empresa Iberia LAE, Operadora, SU, asumió la condición de empresario de la mayoría del personal que prestaba servicios en  la empresa Groundforce TFS, UTE. La indicada subrogación del personal debe realizarse en los términos establecidos en el Convenio Colectivo sectorial y, en todo caso, a la vista de las reiteradas sentencias de los órganos jurisdiccionales de lo social, con respeto al reconocimiento de la antigüedad y nivel retributivo y, en general, con respeto de los acuerdos específicos respecto al resto de las condiciones de trabajo y, en particular, las referentes a los periodos de vacaciones, jornada, transporte, etc. A pesar de lo indicado anteriormente, la empresa ha procedido a la integración del personal en su plantilla sin reconocer, en múltiples aspectos (entre los que destacan los indicados) los derechos del personal de forma que, a modo de referencia, las retribuciones abonadas significan una minoración significativa media para cada trabajador y trabajadora del 10-30%. Como consecuencia de la actuación deliberada o improvisada de la empresa, el personal subrogado está sufriendo una pérdida notable de sus condiciones de trabajo, en particular, de las retribuciones que suponen un grave quebranto a las economías familiares.

Segundo.- Personal en situación irregular: jornadas de trabajo de explotación laboral. La empresa mantiene a un gran número de sus trabajadoras y trabajadores en condiciones de irregularidad laboral por cuanto bajo las modalidades de contratación eventual o a tiempo parcial se esconden contrataciones en fraude de ley con las consiguientes consecuencias jurídicas. Es más, gran parte del personal, se ve afectado por la utilización abusiva e ilegal de las denominadas horas perentorias, que en realidad no son tales, por cuanto su realización se prevé por la empresa con antelación y como parte de su actividad ordinaria y que, en definitiva, utiliza un instrumento legal (en fraude de ley) para imponer al personal condiciones de trabajo de explotación que exige permanecer en el centro de trabajo durante jornadas de 12 o más horas para computar tiempos de trabajo parciales.

Tercero.- Situación en la empresa respecto a las condiciones de seguridad y salud laboral de todo el personal. De otra parte, la imprevisión de la empresa –a pesar de la dilación temporal en el proceso de subrogación- supone una grave afectación a las condiciones de salud laboral de la totalidad de la plantilla que se manifiesta, entre otros, en los siguientes aspectos:

  • Las instalaciones de aseos, vestuarios, duchas y comedores no están dimensionados para atender las necesidades de la plantilla, lo que supone dilación indebida en los procesos de inicio y finalización de las jornadas de trabajo. De forma singular, procede destacar que las citadas instalaciones no reúnen las condiciones mínimas que garanticen la dignidad e intimidad del personal. Tras varios meses, por fin se han comenzado las obras de remodelación de dichas instalaciones, estando aún a la espera del resultado final de las mismas.
  • La concentración mayoritaria de la actividad del handling en el aeropuerto Reina Sofía en la empresa Iberia, ha supuesto sobrecargas de trabajo que se pretende realizar con el mismo personal en determinados departamentos y funciones, lo que ocasiona un gran estrés laboral para la plantilla adscrita a los mismos.
  • El material que la empresa pone a disposición del personal para el desempeño de sus funciones profesionales no reúne las condiciones de seguridad o tiene deficiencias que afectan gravemente a la salud laboral. En tal sentido, los equipos de rampa son insuficientes y obsoletos: no se dispone apenas de vehículos eléctricos con la consiguiente contaminación; espejos retrovisores inexistentes o rotos; jardineras sin aire acondicionado, con la consiguiente afectación para los pasajeros y el personal, etc.
  • La gran distancia entre el centro de trabajo del aeropuerto de Tenerife Sur y la zona metropolitana de Santa Cruz-Laguna, lugar de residencia de la mayoría del personal, es un hecho de especial singularidad, que no puede obviarse, ni dejar de lado. La falta de una red de transporte público de alta frecuencia -inexistente especialmente en horario nocturno- obliga al personal afectado a depender, o bien de su propio vehículo (con los perjuicios económicos y de peligrosidad vial que ello implica para el trabajador, así como ecológicos desde la perspectiva de contaminación ambiental), o bien de un transporte de empresa para todo el personal, adecuado a sus horarios de trabajo. Lejos de mantener esta segunda opción como se venía contemplando desde la inauguración del aeropuerto TFS Reina Sofía, la empresa ha procedido a la modificación de las condiciones y horarios del transporte del personal por cuenta de la empresa, lo que ha supuesto la anulación de determinados trayectos y horarios. Este hecho, que ha supuesto un notable beneficio económico para la empresa, lo ha sido a través del sacrificio de los trabajadores y trabajadoras de TFS, que han de soportar frecuentes esperas tanto al inicio como a la finalización de su jornada laboral para acceder a dicho transporte de empresa. Asimismo, la imposición de jornadas fraccionadas de hasta 5 horas de interrupción agravan el aislamiento de todos los trabajadores y trabajadoras de TFS, que se ven "atrapados" en su propio centro de trabajo ante la imposibilidad de acudir a su domicilio durante dicha fracción. Todo ello incidiendo negativamente en su vida personal y familiar, que se ve claramente reducida en el día a día de la actividad laboral, además de la consiguiente merma en la salud de los trabajadores. AVIAPARTNER
  • Primero.- Subrogación de personal.Como consecuencia del proceso de adjudicación del servicio de handling en el aeropuerto Reina Sofía en Tenerife-Sur, la empresa AVIAPARTNER TENERIFE, S.A., asumió la condición de empresario del personal que prestaba servicios en  la empresa Groundforce TFS, UTE.Entre el personal subrogado se incorporaron los representantes legales del citado colectivo.
  • Segundo.- Despidos objetivos de nueve (9) trabajadores. A pesar del escaso tiempo transcurrido desde la subrogación del personal en proporción a la actividad concursada y adjudicada a la empresa, AVIAPARTNER TENERIFE, S.A. procedió –bajo la modalidad del despido objetivo- a la extinción de nueve (9) contratos de trabajo del personal incorporado a la misma como consecuencia de la citada subrogación. La actuación de la empresa, además de injustificada, supone un fraude al convenio colectivo por cuanto vulnera de plano las obligaciones de las empresas establecidas en la citada norma convencional y en el Estatuto de los Trabajadores.
  • Por todo lo anteriormente expuesto, CESHA, la Coordinadora, pide a todos los trabajadores de TFS que secunden los paros parciales convocados en Iberia y Aviapartner para los próximos días 12, 14 y 12, 13 respectivamente en cada empresa.

 

El momento de la verdad

Estamos a pocas de semanas de que Iberia proceda a presentar el plan de reestructuración que prevé despidos y cambios substanciales en nuestras condiciones de trabajo. No es la primera vez que nos encontramos ante una situación como esta. Las cesiones y sacrificios realizados durante todos estos años han sido siempre bajo el epígrafe de “salvar a la compañía” sin que haya tenido un resultado definitivo.

A nadie se le escapa la delicada situación de incertidumbre que está viviendo el sector aéreo. De la misma manera, a nadie se le escapa la necesaria reestructuración que se debe llevar a cabo, no sólo en compañías aéreas, sino también en los diferentes operadores de handling.

Iberia tendrá éxito en el futuro si es capaz de afrontar cualquier situación del mercado, además de gestionar permanentemente el cambio y, por supuesto, estar dispuesta a enfrentarse a él y ser sensible a satisfacer cada vez mejor las crecientes exigencias de sus clientes y a estimular a sus empleados. Es en estos momentos cuando debe prevalecer la gestión profesional de los equipos directivos.

Y aunque la crisis no sea sobrevenida, el precio del petróleo esté por las nubes y haya exceso de oferta hay que hacer de la amenaza una oportunidad. Y esto se traduce en la aplicación de medidas destinadas a cambiar aquellos procesos que sean obsoletos, a invertir en tecnología y formación, a la realización de nuevas políticas comerciales para captar nuevos clientes. En definitiva, hay que proteger el negocio principal en el que se destaca sobre la competencia.

¿Y cuál es la propuesta de la dirección? Venta de activos, cesión de las líneas rentables, vaciamiento de la empresa matriz, despidos y reducción salarial. En definitiva, un empobrecimiento de la empresa.

Es muy fácil gestionar en tiempos de bonanza y crecimiento económico. Sin embargo, ante una recesión o crisis como la que estamos viviendo muchos de esos directivos no se desenvuelven cómodamente y dejan de ser las personas más idóneas para gestionar el nuevo escenario. Es entonces cuando se pone de manifiesto la incompetencia o incapacidad de muchos gestores. Es entonces cuando deben marcharse.

Por esta razón, desde CESHA hacemos un llamamiento a todas las fuerzas sindicales con representación en Iberia tanto de tierra como vuelo, para que se sienten y consensúen una postura común ante las decisiones que IAG van a presentar.

A propósito de la huelga de Iberia en Barcelona

La huelga es el último recurso que tiene un trabajador para defender y reivindicar sus derechos. Además, la huelga deben decidirla los trabajadores que son quienes la realizan y la sufren y no la élite burócrata de cualquier sindicato.

El comité, a petición de UGT, sindicato con mayoría absoluta en esta delegación, ha convocado huelga para seis días este verano porque exigen” GARANTÍAS DE NUESTROS PUESTOS DE TRABAJO” según reza en su comunicado como consecuencia de una subcontrata que afecta a algunos trabajadores del hangar, que por cierto, no han sido despedidos sino recolocados.

CESHA expuso en las diferentes reuniones del comité que existían más motivos para plantearse una convocatoria de huelga. Entre ellos enumeramos los siguientes:

- Todavía hay bastantes trabajadores factp´s y eventuales, algunos con más de 10 años de antigüedad, que exigen que mejoren sus condiciones.

- Desconocemos como quedará la situación de Iberia después del pufo de Bankia, este último, principal accionista de IAG.

- Desconocemos los planes de IAG e Iberia con respecto al handling.

- El uno de septiembre se abre el periodo para que las empresas que estén interesadas presenten sus ofertas para los próximos concursos de handling y que esas cuentas ya están hechas, desconociendo los trabajadores de Iberia en qué situación vamos a quedar.

- Que nuestro convenio finaliza el 31 de diciembre de este año y nuestro futuro, como trabajadores de aeropuertos, va ligado a la presentación de dichas ofertas.

- Que la formación de los trabajadores sigue siendo un punto débil en esta empresa.

- Que la progresión nunca va ligada a los méritos que cada trabajador desempeña si no a otros intereses.

Éstos sí serían motivos para convocar una huelga que afecta de manera directa a nuestros puestos y condiciones de trabajo. Estamos en contra de cualquier subcontrata que pueda afectar a cualquier unidad de negocio pero también es cierto que afecta a la UTE, y por tanto, a todos los trabajadores de GroundForce.

Por esa razón, CESHA no entiende esta convocatoria a no ser que se trate de una cortina de humo que esconda lo que ya muchos nos tememos que nos espera para los próximos años.