IBERIA

CESHA y SOMOS suman para el nuevo Convenio en IBERIA

Como ya sabéis, el Comité Intercentros, por unanimidad de todos sus miembros, formuló  denuncia del XX Convenio Colectivo y Acuerdos de Revisión Salarial entre Iberia y su Personal de Tierra.

De la negociación del XXI Convenio Colectivo y su resultado dependerán las condiciones laborales futuras de todos nosotros.

Después de los sacrificios y cesiones realizados desde 2013 y la vuelta a la senda de los beneficios de la compañía, ha llegado el momento de recuperar salarios, derechos y condiciones laborales.

Por esta razón, CESHA y SOMOS hemos decidido plantear una plataforma conjunta de Convenio que recoja todas aquellas inquietudes que puedan ser interesantes para incluir en dicha negociación. Y la participación de todos vosotros es fundamental en este proceso.

Por tanto, ponemos a vuestra disposición nuestros correos con el fin de que nos hagáis llegar vuestras inquietudes y propuestas, las cuales serán consideradas y valoradas con objeto de ser incluidas en nuestra plataforma de convenio.

         somosiberia@gmail.com   y  coordinadora@cesha.es

  Tres puntos importantes e ineludibles, a exigir y defender en la negociación, son:

1. No asumir ningún aumento de la jornada laboral y recuperar, por tanto, los días cedidos de presencia.

2. Aumento sustancial de nuestros salarios y recuperación de derechos perdidos.

3. Someter a Referéndum el acuerdo definitivo al que se llegue, y proceder a firmarlo en consecuencia con el resultado obtenido.

Porque TRABAJANDO UNIDOS PODREMOS MEJORAR y porque SIEMPRE ESTAMOS EN NUESTRO PUESTO DE TRABAJO.

Nueva sentencia sobre plus de disponibilidad/flexibilidad

Se acuerdan de la firma del XX convenio de Iberia. Entre otras cosas, el art. 133 establece que “los trabajadores que estén en situación de reducción de jornada o concreción horaria NO percibirán el plus de flexibilidad”.

Pues bien, una nueva sentencia nos vuelve a dar la razón: la actora tiene el derecho a “percibir el Plus de Disponibilidad, habiendo sufrido un perjuicio económico, que en el periodo reclamado en la demanda asciende a 2.558,76 euros, así como también en concepto de daño moral se fija el importe de 3.000 euros solicitado por la parte actora, y, finamente, también debe prosperar la petición de 6.000 euros de honorarios del Letrado, al haberse visto obligada, como consecuencia de la actuación de la empresa, a interponer la presente demanda”.

En Total 11.588,75€.

Es decir, el Tribunal falla declarando que la decisión empresarial de  suprimir a la trabajadora el Plus de Disponibilidad vulnera el Derecho Fundamental a la Tutela Judicial Efectiva, condenando a IBERIA al cese inmediato de la misma, reponiendo el abono del Plus de Disponibilidad (ahora Plus de Flexibilidad), declarando el derecho de la trabajadora al percibo de dicho Plus, y condenando a la empresa demandada a pagar a la actora en concepto de daños y perjuicios por la vulneración de Derechos Fundamentales.

Lo que unos firman en los convenios, CESHA lo recupera en los tribunales.

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO?

Iberia y la mala praxis

No vamos a seguir insistiendo en la incomprensible decisión de @Iberia de someter a pruebas de embarazo a las aspirantes para conseguir una plaza en la aerolínea. Pero resulta detestable que en el siglo XXI, se siga discriminando por razones de sexo aludiendo cuestiones de seguridad. Es una vieja práctica enmascarada, son los dejes de una forma de proceder que viene de antaño y que todavía sigue viva en muchas empresas.

Pero no sólo eso: Iberia sigue aprovechándose de la precaria situación laboral para someter a su plantilla a jornadas maratonianas, semanas de 8 y 9 días de trabajo ininterrumpido, contratos eventuales que atropellan cualquier intento de poder llevar una vida más o menos ordenada, contratos en fraude de ley, con cursos de formación medio forzada fuera de jornada y un largo etc…

Vivimos y trabajamos en un entorno cruel, duro y que necesita de manera urgente una reconversión. Mirar hacia la parte social se hace necesario y urgente. En Iberia y en todo el sector aeroportuario.

NUEVO INCIDENTE EN LA OPERACIÓN DE PUSH-BACK EN UN VUELO DE AMERICAN AIRLINES

El pasado 9 de mayo se produjo un nuevo incidente en la operación previa al inicio del push-back en un vuelo de American Airlines en el aeropuerto de Barcelona El Prat. Mientras la coordinadora de @Iberia estaba conectada, la tripulación realizó el test de oxígeno. Un nuevo caso. Y ya van cinco desde el año pasado.

La trabajadora se encuentra de baja. Otras dos compañeras están de baja de larga duración por el mismo motivo. Además, otra coordinadora ha tenido que cambiar de departamento con el tímpano perforado y una quinta compañera, no acaba de encontrarse bien.

Desde CESHA venimos denunciando desde que empezaron los primeros casos que este procedimiento debe realizarse nada más llegar al avión por parte de la tripulación técnica y asegurarse, en cualquier caso, que no existe nadie conectado.

Las consecuencias para la salud de los trabajadores afectados son aterradoras y pensamos, además, que roza lo delictivo.

Desconocemos si la representación de @AmericanAirlines en Barcelona ha tomado en consideración estos hechos y han tomado medidas para que no se vuelva a repetir.

Desde CESHA, La Coordinadora de Aeropuertos, no descartamos acciones legales contra quienes no defiendan y blinden los derechos y la salud de los trabajadores afectados por esta maniobra. 

El conflicto colectivo de la vergüenza

UGT y CCOO han sacado un escrito conjunto en el que zanjan toda la polémica con respecto al famoso acuerdo de Tudela y los prejubilados de Iberia.

Hace referencia a la controversia que, hace ya más de 3 años, se originó respecto al famoso acuerdo de Mediación que acabó con las huelgas en Iberia del 2013 y que pactaron los sindicatos mayoritarios con la Dirección.

Nosotros, CESHA, entendimos, apoyándonos en el criterio de nuestro bufete, que dicho acuerdo entre Iberia y los sindicatos mayoritarios, no contemplaban ni la privación del ipc del 2012 para toda la plantilla, ni la reducción salarial del 7% para los prejubilados que salían de la empresa por aplicación del ERE en vigor....

Y los tribunales en primera instancia nos empezaron a dar la razón. Es más, llegamos a obtener el apoyo del TSJ de Madrid. ¿Qué hizo IB?... pues presentar un conflicto colectivo para paralizar las demandas individuales. Y ¿qué hicieron los sindicatos mayoritarios? (por cierto, esto no lo han puesto en su escrito) ... pues reunirse con la empresa como representación mayoritaria de los trabajadores y reafirmar la postura de la empresa en el sentido contrario a la sentencia del TSJ de Madrid. Es decir, en lugar de dejarnos hacer, aunque ellos no hicieran nada, firmaron y avalaron en documento escrito la postura de la empresa y, como no, en los posteriores juicios y recursos se personaron en la misma  línea que la dirección de empresa. 

Con todo ello, el Tribunal Supremo ha avalado la postura de Iberia y ha dejado a los prejubilados afectados con un 7% menos de jubilación….

Y todo esto, después de haber salido de la "crisis" y de la promesa de la Dirección de que "hay que darle otra vuelta de tuerca a la plantilla", porque hay que sacar más beneficios.

Sin duda, una vez más, ugt y ccoo, siempre al servicio de los trabajadores: unidos, ganamos todos.

Un Juez anula las elecciones sindicales celebradas en Iberia en TFS

Una vez más la justicia nos da la razón.

HECHOS PROBADOS Y ANTECEDENTES DE HECHO

En el año 2015 se produjo una subrogación de 139 trabajadores de Groundforce a Iberia.

Estos trabajadores pudieron presentarse como candidatos a las elecciones sindicales pero se les impidió su derecho a votar, incumpliendo así, un derecho fundamental.

CESHA y USO impugnaron esa resolución que fue denegada por la mesa electoral.

Tanto IBERIA, como CCOO, UGT y CGT se posicionaron del mismo lado en ese asunto.

Más del 70% de los trabajadores afectados estaban afiliados a CESHA.

Se interpusieron sendas demandas en el juzgado de lo Social.

FALLO

Se anula el proceso electoral celebrado en TFS.
Se declara ilegal el art. 73.D2 del actual Convenio Colectivo de Handling.

Como siempre hemos dicho: con CESHA, si se puede.

VUELING subcontrata una parte del mantenimiento diario en Barcelona

El pasado viernes IBERIA anunció en Barcelona el inicio de una nueva empresa en el mantenimiento de parte de la flota de Vueling en el aeropuerto de El Prat. La decisión se debe al descontento por parte de la aerolínea catalana de los servicios prestados por IBERIA.

Para paliar los déficits existentes en materia de personal, Iberia se compromete a abrir la bolsa de empleo mientras la subcontrata inicia sus trabajos. Sobre la mesa, el contrato finaliza el próximo 21 de diciembre.

Desde CESHA consideramos inaceptable dicha subcontrata (outsourcing) en base a los motivos que se esgrimen para la misma:” es un toque de atención a Iberia”.

El pasado mes de septiembre, Luis Gallego, actual presidente de Iberia, anunció un ERE voluntario de 1.000 trabajadores que afectará principalmente a esa unidad de negocio.

Pensamos que es el inicio de un desmantelamiento progresivo del mantenimiento en línea, siempre criticado por la dirección por su falta de rentabilidad.

Las subcontratas no son más que la sustitución de personal cualificado y bien pagado por trabajadores en peores condiciones laborales.

Desconocemos el por qué el resto de sindicatos aceptaron la propuesto que nos parece injusta e innecesaria.

La solución pasa por contratar y apostar y NO subcontratar.

Sin duda, no es una buena noticia.

PLUS DE FLEXIBILIDAD en las jornadas reducidas

CESHA acaba de recibir sentencia estimatoria en la demanda presentada contra Iberia y los sindicatos firmantes del XX convenio de tierra sobre la eliminación del PLUS DE FLEXIBILIDAD a las JORNADAS REDUCIDAS que figura en el art. 133.

La sentencia estima que se ha vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva de los trabajadores demandantes al eliminar de manera unilateral el plus al que se hace referencia. Recordamos que estos trabajadores habían conseguido por sentencia judicial el derecho a percibir el PLUS de DISPONIBILIDAD.

La sentencia reconoce el pago de las cantidades adeudadas desde la interposición de la demanda y además 3000€  a cada trabajador en concepto de DAÑOS Y PERJUICIOS.

Todavía no acabamos de entender y comprender a día de hoy, cómo es posible que un derecho que había sido conseguido en los juzgados por decenas de trabajadores, haya sido eliminado de un plumazo con la firma del último convenio. Cómo es posible que pueda discriminarse económicamente a trabajadores en esa situación cuando la justicia había dado la razón a ese colectivo.

Nos deben una explicación.

El aeropuerto de El Prat amenaza con explotar este verano

La situación que padecen los trabajadores de Iberia en el aeropuerto de Barcelona puede llevar al límite la operación estival.

La expectativa de récord en el número de pasajeros, el aumento de líneas por parte de Vueling, que prevé operar más de 400 rutas con un déficit de tripulaciones que está provocando retrasos y cancelaciones y la falta de medios que facilita Iberia como operador de handling, son el cóctel que puede desencadenar un colapso total de las operaciones este verano. Si a esto se le une escalas programadas de 35 minutos para cumplir con la operativa programada, nos encontramos ante la imposibilidad de cumplir con los horarios previstos.

Las consecuencias son múltiples retrasos que sufren los pasajeros y trabajadores de Iberia, empresa encargada de prestarle los servicios de handling. Insultos y malos tratos, prolongación de la jornada con horas perentorias…. Son algunas de las consecuencias.

Iberia no cubre con personal suficiente el aumento del tráfico.

Iberia contrata y programa en función de las horas de vuelo programadas y no tiene en cuenta el desfase horario de las demoras que se producen. Esto se cubre con las horas perentorias, es decir, con horas extras que realizan los trabajadores del turno de tarde. Trabajadores que ya están hartos y que no pueden conciliar por el abuso de esta medida. A Iberia le resulta más barato que sus trabajadores hagan esas horas que contratar personal entre otras cosas, porque las paga mal, incumpliendo lo que establece la ley en materia de horas extras/perentorias: deben pagarse al menos como una hora ordinaria, art.35 del E. T.

Además,  se llega tarde a los embarques, a poner calzos y escaleras, a veces faltan autobuses para los embarques y desembarques de los vuelos, faltan push-back en las salidas, los coordinadores van de dos en dos y no atienden de manera correcta sus vuelos. Prisas, embarques rápidos que se cuadran como se puede…. la entrega de equipajes se demora más de lo permisible.

Todo esto rápido y mal, con estrés y ansiedad porque Iberia exige porque su cliente principal, le exige.

Un dato: en el año 2005 eran más de 85 coordinadores  y varias decenas de eventuales en verano y ahora no llegamos a 50 y unos 40 eventuales, con bastante más tráfico que entonces.

En este sentido cabe preguntarse qué hace Aena y cuál es su papel. Como gestor y garante de nuestro sector aéreo debería exigir que se cumplan todas las premisas en materia de seguridad y compromisos que los operadores de handling y compañías aéreas adquieren cuando se comprometen a volar. Lo ponemos en duda: 250 trabajadores subrogados de Groundforce a Iberia el pasado mes de noviembre siguen percibiendo mal sus nóminas, tal y como establece el convenio de sector de handling y las premisas en los pliegos de condiciones en los concursos de handling.

Rizar el rizo. Con la firma del último convenio, los trabajadores de Iberia cedieron 14 días adicionales que ahora se antojan inasumibles. Como alternativa a lo que se está viviendo, muchos han solicitado días de permiso sin sueldo que Iberia deniega, teniendo derecho a ese disfrute si son menos de 15 días y en las proporción 1 trabajador por cada 40 o fracción, tal y como establece el XX convenio colectivo de Iberia en su art. 160, apartado a.

Es una cuestión de costes. La plantilla no había vivido una situación de “kaos” como la que se está viviendo y se prevé de cara a las próximas semanas.

Históricamente la plantilla de Iberia se ha caracterizado por su profesionalidad y valentía a la hora de afrontar los retos que han tenido delante. Son los percusores de la aviación en este país y se sienten orgullosos de ello, pero sin medios, sin los recursos necesarios, sin la formación adecuada, el fracaso y los problemas están garantizados.

O se ponen en marcha soluciones inmediatas o CESHA no descarta el inicio de paros y movilizaciones.

Un pujante sector aéreo contra un handling a la baja

Las buenas perspectivas económicas de los grupos y gestores aeroportuarios y las compañías aéreas (según IATA ganarán unos 36.000 millones de dólares en 2016) alimentadas por el la bajada del precio del petróleo, el aumento del tráfico de pasajeros, la congelación de las tasas y la moderación salarial, no redundarán en un aumento de las condiciones laborales de los trabajadores de handling.

Más bien al contrario. La situación de penumbra en los aeropuertos españoles se manifiesta en la nula progresión de los salarios, el continuo incumplimiento de las sentencias judiciales, el despido de trabajadores, la precariedad en el empleo, el alto grado de fraude en la contratación eventual, el poco compromiso en materia de salud y seguridad laboral, el bajo nivel de inversión en los equipos……

Un largo etc. que no alimenta esperanzas y sí mucho desánimo en el conjunto de los trabajadores de aeropuertos. En breve comenzarán las negociaciones del IV convenio sectorial y es aquí donde debemos exigir a las empresas del sector que No estamos dispuestos a continuar así. Swissport, Iberia, GroundForce, Menzies, WFS, Aviapartner, Lesma no lo van a poner fácil.

CESHA reivindica su derecho a participar en esas negociaciones como miembro activo y referente en muchas empresas y aeropuertos de este país, con el objetivo de dar respuesta a todas las carencias que padecemos.

La situación actual lo exige.

Páginas