SINDICATO AEROPUERTOS

Verdades y mentiras

Verdad es todo aquello que se dice y hace según lo que se piensa y siente. ¿La verdad debe estar fundamentada? Pensamos que sí, porque para que algo se sostenga debe tener fundamento, de lo contrario lo que se difunde es la necedad, la infamia y la mentira.

¿Es verdad todo lo que se dice y cuenta?

Preguntemos allí donde se decide. Lo cierto es que, y ocurre con mucha frecuencia, la realidad está tan manipulada, tan impregnada de mentira que no nos deja ver nada, teniendo que hacer un esfuerzo increíble para poder comprender lo que ocurre en nuestro entorno.

Verdad es que la situación actual que vivimos los trabajadores de IBERIA en BCN no es responsabilidad nuestra. Los grandes interlocutores miran hacia otros lados eludiendo los compromisos que se les atribuye como gestores, administradores y representantes de los trabajadores, mientras sucumbimos sin remedio en la vorágine de un mercado implacable y cercado por intereses políticos y económicos.

Como evidente es, que colgar panfletos aludiendo a personas, acusar a compañeros de ir contra otros compañeros, acosar sindicalmente, acusar de insolidarios porque se cumple con los afiliados, chantajear…. no son precisamente ejercicios de responsabilidad.

Ante esto, en CESHA no nos queda más remedio que seguir organizándonos, creciendo, no sólo aquí sino en otros aeropuertos, apostando por un futuro que será nuestro.

Lo demás son…..

¿Quién te ha metido esa idea en la cabeza?

comer la olla

 "¿Quién te ha dicho que Iberia se va a ir de Barcelona? ¿Quién te ha dicho que Iberia va a crear una compañía de bajo coste? ¿Quién te ha dicho que va a haber subrogación? ".

Era CISA, naturalmente, quien intoxicaba a los trabajadores  y les mentía. Sin embargo, el tiempo pasó y demostró que nuestros "cantos de sirena", como los llamaba un inolvidable comunicado de CC.OO., eran ciertos. Casi un  año después del 28 de julio de 2006, esto es lo que tenemos ahora:

- Iberia está desapareciendo con rapidez de Barcelona en favor de Clickair. - No se respetan las condiciones de subrogación. Se incumple el convenio del sector. A AENA le da igual.

- El trabajo en el aeropuerto de Barcelona se ha degradado hasta límites insoportables: no hay medios, no hay preparación, cualquier cosa vale para fingir que el trabajo sale. Y el trabajo no sale.

- El proceso por los hechos del 28-J contra un puñado de cabezas de turco que la cobardía del Comité ha puesto en la picota sigue su curso. Si hemos de hacer caso a las declaraciones de los delegados de los Grandes Sindicatos, nadie convocó una asamblea el 28 de julio de 2006. Es decir, los Sindicatos Mayoritarios se desmarcan y hacen responsables a los trabajadores de un supuesto movimiento espontáneo que desembocó en la ocupación de las pistas.

¿Quién nos habrá metido todas estas ideas en la cabeza? ¿Será que, a diferencia de los Grandes Sindicatos, los trabajadores son capaces de pensar por sí mismos?

Páginas