Trabajadores handling

Liderar para cambiar el sector aéreo

Gracias al trabajo duro y a ciertas condiciones intelectuales, se puede liderar un entorno favorable; sin embargo, al ir ascendiendo en la jerarquía, cada vez puede resultar más difícil mantener esa posición de liderazgo.

Ocurre en nuestro sector: empiezas en facturación/embarques o cargando bodegas en un avión. Un día te llaman y te proponen ser supervisor (durante mucho tiempo ser de CCOO y UGT era una premisa fundamental). Con el tiempo se crean vacantes de Jefe de Servicio y te presentas. Luego Jefe de Unidad, de Turno, de Personal…. hasta llegar a Director/Subdirector de algo.

Si uno es honesto consigo mismo y comprende la calidad y cualidad de las personas que lo rodean, la forma de actuar es obvia: ellos (los trabajadores) poseen el conocimiento, y solo a través de la combinación de ese conocimiento, podemos tener la oportunidad de desarrollar métodos y  soluciones que puedan ser sostenibles. Una de las grandes transiciones es la de pasar de ser a responsable a mando. Cuando por primera vez se tiene la responsabilidad absoluta de la Unidad, la Escala de la empresa…. uno pasa a hacerse cargo ante los empleados y los clientes.

¿Y cómo se hace? Compartiendo y delegando.

Pero para afrontar retos y seguir avanzando, lo difícil no es encontrar las respuestas, sino definir las preguntas adecuadas y si se formulan las cuestiones adecuadas, todo el mundo tendrá la oportunidad de contribuir y todos ganan.

Pero para eso hay que tener cultura de gestión, formación, empatía… cualidades de un líder que por desgracia, escasean.

Y no se motiva a través de la exigencia y control. Han de ser capaces de ofrecer espacios de convivencia y ofrecer oportunidades que hagan suyos los resultados. Sólo desde esta perspectiva se podrá implicar a la plantilla.

Por esta razón, desde CESHA reclamamos un modelo de gestión más profesional, vinculada al saber y a la valía personal, al uso compartido de la información, un modelo que tenga en cuenta a los trabajadores, que somos los verdaderos “hacedores” y los auténticos conocedores de lo que ocurre en nuestros puestos de trabajo.

Porque lo que sobra es el clientelismo y mediocridad.

Sector aéreo y low cost

Level, Norwegian, Eurowings, Wow Air, Boost… todos proyectos low cost de largo distancia, vuelos intercontinentales que van a reformular toda la industria del sector y reconfigurar el papel de los hubs en Europa a medio plazo.

Este nuevo modelo de negocio asestará un duro golpe a las condiciones económicas y laborales de los trabajadores presentes y futuros del sector aéreo y handling.

La estructura de costes  puede vertebrarse en tres partes: aviones, combustible y de personal. Las dos primeras son variables exógenas y no controlables por los operadores mientras que, los costes de personal, es la única variable que controlan de manera directa.

Tenemos la certeza que los trabajadores de aeropuertos, técnicos y TCP corremos el grave riesgo de perecer en esta nueva etapa.

Una industria con un peso específico importante en la economía española y que no deja de crecer. El actual momento geopolítico en el que estamos inmersos está favoreciendo el crecimiento del número de pasajeros y aeronaves en nuestros aeropuertos.

Cabría presuponer que no sólo el empleo sino la calidad del mismo y de nuestras condiciones deberían crecer y consolidarse al ritmo de los beneficios de las empresas que operan en el sector.

Quizás deberíamos echar una mirada al colectivo de estibadores: la unidad de acción es de momento, la clave de su éxito.

Y quizás tendríamos que empezar a pensar en: “ni un paso atrás” también en nuestras condiciones.

Quizás Trump venga a salvarnos

El reciente anuncio de un grupo de congresistas americanos https://goo.gl/RGr8tw  que solicitan al nuevo presidente electo en Estados Unidos Donald Trump, la revocación del permiso concedido a Norwegian para volar desde Europa a USA, azota el sector de las aerolíneas.

En un afán desmesurado y casi obsesivo por proteger los intereses nacionales, esta nueva estrategia desde la Casablanca podría favorecer los intereses del sector aéreo en Europa y particularmente en España.

La entrada en escena del “low cost” en el largo radio por parte de Norwegian ha incentivado que otra compañías de bandera se hayan lanzado a la introducción de “pseudomarcas” para poder competir en ese segmento.

IAG ha sido la última. Air France, Lufthansa https://goo.gl/6T0BGe ya tienen sus respectivas opciones en ese sentido.

Y puede “salvarnos” porque en este sector, los únicos costes que controlan de manera directa las compañías aéreas son los costes de personal: el precio de los aviones, del combustible y las tasas les vienen impuestos.

Unos costes de personal cada vez más bajos como consecuencia de la precariedad que viene viviendo el sector desde hace años, como venimos denunciando desde CESHA, La Coordinadora Estatal del Sector de Handling y Aéreo,  dónde lo único que interesa es la productividad y los beneficios para premiar a los accionistas.

Esta espiral de competencia que nos viene encima va a recaer de manera directa sobre el conjunto de los trabajadores del sector, tanto pilotos, TCP´S como trabajadores de handling.

No seremos nosotros quienes defendamos la política proteccionista y neoliberal de #Trump pero puede que su intervención salve a un sector que está en caída libre.

Se buscan intelectuales en handling: son indispensables

¿Usan el cerebro los sindicalistas? Seguro que sí pero no como nos convendría. La intelectualidad viene precedida de la lectura, el pensamiento, la estructuración de la idea y su maduración. Es un proceso de reflexión que requiere tiempo y discusión. En cambio, la toma de decisiones en el sindicalismo tiene otras diatribas, otros parámetros que no nos aportan rigor, ni mejoras en nuestra vida como trabajadores.

En épocas de bonanza económica el papel, el rol de los sindicalistas es fácil y sencilla pero cuando vivimos épocas como la actual, se requiere valentía, voluntad y sobre todo diagnóstico.

Esperamos claridad en el análisis de las situaciones y, a ser posible, conocimiento suficiente para indicar soluciones correctas frente a los diversos problemas que se plantean.

Porque han sido elegidos para llevarnos a buen puerto y bajo el compromiso de llevar a cabo determinadas acciones en favor de los trabajadores, en favor de todos.

La condición de no generar o no agravar los conflictos es fundamental para quien ejerce con tanta responsabilidad este cargo. Generar expectativas y acudir a unas elecciones con un programa para luego no cumplirlo, es una provocación. Decirle a un trabajador eventual que si “me votas y te afilias” te haré fijo es una calumnia. De aquí que el delegado sindical ocupe realmente una posición contradictoria entre el discurso y la acción posible, y se vea abocado casi siempre a provocar decepción: no cumplir lo prometido, o, hacerlo con tantas concesiones que provoca desilusión y enfado.

Y así estamos los trabajadores de handling en los aeropuertos. Inmersos en una lucha continua de promesas de mejoras, con subrogaciones que diezman nuestros derechos, con promesas de demandas que no llegan mientras el verano avanza imparable ahogándonos en jornadas interminables de trabajo, haciendo miles de horas extras, con contratos basura a eventuales por dos horas semanales y que acaban haciendo muchas más.

Porque estamos asistiendo a la descomposición acelerada de un sector, producto no sólo de las circunstancias actuales, sino también de los movimientos generados por la globalización con su espiral de acumulación de la riqueza en pocas manos y el crecimiento de las desigualdades. Aquí, en este punto, legitimados por fuerzas sindicales que admiten y formalizan las dobles escalas salariales y el mal uso de los contratos eventuales, todos en fraude de ley.

No se trata sólo de ser críticos ante lo que ocurre sino de formalizar un discurso para utilizar todos los recursos disponibles para enfrentarnos a una etapa extremadamente tóxica, que ha tendido a debilitar y anular a todos los actores sociales que podían enfrentarse a ella, comenzando por los sindicatos.

Es urgente y necesario hilar un nuevo discurso, fijar nuevas metas y diseñar nuevas estrategias para combatir el estado actual de nuestro sector. De no ser así, prevalece el miedo y la reafirmación de las estructuras actuales de poder y decisión que acabará por precarizarlo todavía más.

El papel de los líderes, de los intelectuales en nuestro sector, nos parece importante. Son indispensables, aunque no suficiente porque cada uno de nosotros debe jugar su papel acorde con la época que estamos viviendo.

Sector aéreo: reconversión o precarización (2)

SEGUNDO ROUND Ganadores: Compañías Aéreas: se han reducido sus costes asociados al servicio de handling.

Ganadores dudosos: Operadores de asistencia en tierra a terceros: se han producido reducciones en los márgenes de beneficios asociados a la guerra de precios.

Perdedores: TRABAJADORES.

En el PRIMER ROUND hemos perdido derechos tras las subrogaciones vividas (pérdida de poder adquisitivo, disfrute de billetes de avión- derecho protegido de forma irregular por el Convenio del Sector y que impide al Poder Judicial llegar a hacerlo efectivo-, etc.), ¿qué nos toca ahora para que los ganadores y ganadores dudosos puedan tener beneficios? Nos toca PERDER NUEVAMENTE. Sus beneficios provienen de la reducción de costes en la mano de obra.

Gran parte del sector aeroportuario europeo ha realizado huelgas durante el año (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, etc.), en la mayoría de los casos propiciado por controladores aéreos, salvo en Alemania en la que participaron todos los empleados de los aeropuertos que dependían de la función pública. Este hecho nos hace pensar: ¿los controladores aéreos? ¿sólo los controladores aéreos? ¿y que les pasa a los trabajadores de handling, no tienen nada que decir?.

Sin los controladores aéreos, los aviones no despegan, pero sin los trabajadores de handling los aviones despegarían vacíos de maletas y pasajeros, quizás más ligeros, así las compañías aéreas podrían añadir a su reducción de costes por servicios de handling, reducciones de costes de combustible.

Somos rehenes de un lobby llamado "SINDICATOS MAYORITARIOS" que actúan de asesores de las empresas de handling y las aerolíneas y que nos tienen cautivos en base a sus intereses y no los nuestros. No se entiende la inacción.

Y no, no ha sido un error, no aparecemos en la lista, en España no nos hemos ni inmutado. Aquí no tenemos ni frío ni calor. Aquí somos los estoicos caballeros señoritos del sur.

La situación de los trabajadores del servicio de PMR

CESHA, La Coordinadora de trabajadores de handling y sector aéreo denuncia la situación de precariedad y abandono que sufren los trabajadores del servicio de PMR (pasajeros con movilidad reducidad) en los aeropuertos de la red de @aena.

Los representes legales de los trabajadores Ute Pmr Bcn quieren denunciar la máxima precariedad laboral del servicio de atención a pasajeros con movilidad reducida en el aeropuerto del Prat de Barcelona. Este servicio esta gestionado por una subcontrata que Aena saca a concurso cada tres años a precios cada vez más bajo.

Los trabajadores de la empresa trabajan en condiciones de mucha precariedad debido a la falta de personal. Además hay que añadir la constante falta de medios para asistir a los pasajeros y poderles dar una buena atención. Hasta el punto que muchas veces y dependiendo de la carga de trabajo, no hay sillas disponibles para todos, debiendo manejarse por sí mismos, demorando embarques y creando estrés a los pasajeros.

Durante el primer trimestre del año 2016 el aeropuerto del Prat ha registrado un 16% más de pasajeros respeto al trimestre del año anterior y la actividad del servicio de PMR ha registrado en el mes de febrero de 2016, una subida bastante significativa respecto al mismo mes del año anterior y que actualmente se trabaja con una media de 650 asistencias diarias entre las dos terminales T1-T2.

A pesar de todo, la plantilla (120 Trabajadores) sigue siendo la misma desde el año 2012. La subcontrata nunca cubre las bajas y todas la contrataciones se realizan con trabajadores eventuales y a tiempo parciales. El servicio de asistencias a pasajeros con movilidad reducida en el aeropuerto del Prat de Barcelona tiene una plantilla inferior a la que tenían las compañías aéreas en el año 2004 cuando cada una de ellas gestionaba su propio servicio. La formación es escasa. A los trabajadores eventuales no se les proporciona calzado de seguridad y uniformidad adecuada así como a una buena parte de la plantilla fija. Están desorientados y ni siquiera saben cómo moverse en el nuevo trabajo.

Los mandos intermedios que están encargados de gestionar toda la operativa de trabajo están cada vez  más presionados y con pocos recursos para poder cubrir todos los servicios de mostradores, salidas, llegadas y sin tiempo para poder ausentarse de su puesto de trabajo y tomar un descanso. Una buena parte de ellos, a pesar de las responsabilidades, tienen contrato eventual debido a las renuncias a ese puesto.

Los agentes de servicio llegan a caminar 20-25 km a diario en 8 horas de trabajo a lo largo de las terminales. Los conductores trabajan con mucha presión al llevar dentro de los camiones muchos pasajeros, más de lo permitido según las fichas técnicas de los vehículos.

Se ha implementado un servicio de transporte con vehículo eléctrico que circula por el interior de la T1 con el objetivo de reducir los tiempos pero a pesar de esto, se siguen produciendo innumerables retrasos en la recogida de pasajeros, lo que conlleva importantes retrasos para las compañías aéreas. Algunas demoras oscilan entre 50-60 minutos. Estas demoras provocan que muchos pasajeros decidan desembarcar por sus propios medios. Todos los desembarques acaban en llegadas donde sólo dos agentes se hacen cargo de todos los servicios para ayudarles a recoger el equipaje, demorando muchas veces hasta una hora.

La calidad de servicio a los pasajeros PMR no se corresponde con lo que debería ser y se espera de un servicio auspiciado por AENA y no deja de sorprender que tenga contratada a una empresa para que vigile sobre la calidad de servicio de la subcontrata, máxime cuando esta situación va peor año tras año.

Desde CESHA queremos manifestar toda nuestra preocupación de cara a la temporada de verano al considerar que durante este periodo es cuando más volumen de trabajo se registra.

Esta situación se repite en casi todos los aeropuertos de Aena y el coste en imagen y retrasos que se trasladan a las compañías aéreas, hace que la situación se convierta en insostenible.

"Estamos mejor que nunca...."

La situación de los trabajadores de aeropuertos parece no querer mejorar pese a los “esfuerzos” que algunos pretenden hacernos creer.

Si no fuera porque tenemos memoria, diríamos que estamos “mejor que nunca”.

El no recordar, el perder la memoria, implica perder buena parte de los recursos con que contamos para hacer frente a la realidad, en otras palabras, perder nuestra memoria es perder la posibilidad de imaginar, por nosotros mismos, un futuro diferente, un futuro mejor.

Guardar, mantener, conservar, transmitir y difundir la memoria, no son actos puramente conservadores, son actos necesarios para pensar en el cambio y hacerlo posible, lo que significa, entre otras cosas, la construcción de una identidad propia que tiene que ver con la defensa de nuestras condiciones, con la idea de reforzar nuestra profesión.

Y en eso estamos a pesar de las dificultades con las que nos encontramos. Los conflictos que siguen vivos en Canarias nos dan una idea de cómo se está encarando el sector, de cómo se ha consolidado la precariedad y la eventualidad, de cómo está afianzándose un modelo de negocio basado en una alta productividad a precios/salarios de miseria.

Todavía persiste ese sindicalismo de amiguetes que personaliza antes que socializa, el “si te afilias, te coloco, te haré fijo…” y toda esa manipulación que proviene de la propia situación que estamos viviendo. Aprovecharse de todo eso es ruin y malévolo.

Pero CESHA está aquí para seguir recordando que existe otra forma de jugar. Existen otras reglas que tienen que ver con el conjunto, con un todo.

La memoria nos recuerda de dónde venimos y nos alumbra hacia dónde podemos ir, nos da razones para elegir el camino correcto y tomar nuestras propias decisiones.

Existen sobrados motivos para exigir un cambio.

Llegaremos hasta dónde tú quieras llegar.

"Sorpasso" de CESHA en Palma

Se celebraron las elecciones sindicales en Groundforce Palma con un gran resultado para CESHA.

CESHA 4

CCOO   4

USO      3

UGT      2

Este resultado sólo se explica desde el hartazgo y cansancio de los trabajadores hacia los sindicatos más representativos y la pérdida constante de derechos y deterioro de nuestras condiciones  laborales.

La sociedad cambia y evoluciona y lo mismo deben hacerlo las instituciones que nos representan y en este sentido, La Coordinadora surge y se desarrolla en un marco nuevo de toma de decisiones y representación transversal que no desprecia a sus afiliados si no que son la base para su impulso.

No es fácil porque nos desprecian y acosan con acusaciones maliciosas, en campañas sindicales con promesas infundadas hacia los trabajadores más débiles y en condiciones más precarias, con la amenaza permanente de que ellos son SIEMPRE la garantía: LA SOLUCIÓN NO PUEDE PROVENIR DE QUIÉNES NOS HAN LLEVADO A ESTA SITUACIÓN.

No somos muleta de nada. El sistema necesita colaboradores necesarios para seguir generando desigualdad y precariedad.

A partir de aquí, sólo el trabajo, la complicidad y el compromiso de seguir trabajando para encontrar el equilibrio entre el beneficio empresarial y los derechos de quiénes lo hacen posible. La relación debe ser sostenible.

Lo que ha ocurrido en Palma es un ejemplo para otros trabajadores en otros aeropuertos. CESHA es la herramienta perfecta que aglutina experiencia y eficiencia.

Contamos contigo para cambiar las reglas del juego en el sector aéreo.

Contratos eventuales en fraude de ley

Tu contrato está en fraude de ley cuando realizas el trabajo normal de la empresa y no estás haciendo nada extraordinario, ni te dedicas a una obra o servicio concreto. La única diferencia con tus compañeros que disfrutan de un contrato indefinido es el tipo de contrato.

Además hay que añadir que cada vez que se te acaba el contrato, otro trabajador te sustituye para realizar lo mismo que vienes realizando, de manera que los contratos se van encadenando “sine die”.

Un contrato eventual tiene que cumplir las siguientes características:

  • Identificada y concretada: Se tiene que identificar la causa concreta y el puesto de trabajo asignado. No sirve por “circunstancias especiales de producción” porque no se concreta ni identifica la causa.
  • Cierta: La causa tiene que ser cierta y estar identificada.
  • Válida: La causa que conlleva ese contrato tiene que estar claramente diferenciada de la que desempeñan los trabajadores con contrato indefinido.
  • Exclusiva: Si la causa está identificada, es cierta y válida, el trabajador no puede desarrollar otra función para la cuál ha sido contratado.

En definitiva, la contratación eventual que se está realizando en la mayoría de operadores de handling (Swissport, Aviapartner, WFS, Iberia, Groundforce..) no cumplen los pretextos para los que fue diseñada y por tanto, su aplicación sirve exclusivamente para generar más beneficios a los empresarios y menos derechos a los trabajadores.

CESHA expone los motivos del preaviso de huelga en TFS

Los trabajadores, en ambas empresas, han flexibilizado sus horarios y turnos de trabajo, para que éstas puedan organizar y distribuir eficientemente las nuevas cargas o sobrecargas de trabajo. Sin embargo, ambas empresas, lejos de reconocer la buena voluntad por parte de los trabajadores, han mantenido un constante deterioro en las condiciones laborales, que, en el caso de Iberia, se ha venido a sumar a los graves problemas que venía soportando la plantilla de la misma, y, en el caso de Aviapartner, ha culminado en el despido de nueve trabajadores de manera totalmente indiscriminada y en pleno proceso de elecciones sindicales, y tras apenas tres meses  desde el inicio de su actividad en TFS. A continuación se detallan los motivos principales, en cada una de las empresas, que nos han llevado, como sindicato, al preaviso de huelga: IBERIA 

Primero.- Subrogación de personal. Como consecuencia del proceso de adjudicación del servicio de handling en el aeropuerto Reina Sofía  en Tenerife-Sur, la empresa Iberia LAE, Operadora, SU, asumió la condición de empresario de la mayoría del personal que prestaba servicios en  la empresa Groundforce TFS, UTE. La indicada subrogación del personal debe realizarse en los términos establecidos en el Convenio Colectivo sectorial y, en todo caso, a la vista de las reiteradas sentencias de los órganos jurisdiccionales de lo social, con respeto al reconocimiento de la antigüedad y nivel retributivo y, en general, con respeto de los acuerdos específicos respecto al resto de las condiciones de trabajo y, en particular, las referentes a los periodos de vacaciones, jornada, transporte, etc. A pesar de lo indicado anteriormente, la empresa ha procedido a la integración del personal en su plantilla sin reconocer, en múltiples aspectos (entre los que destacan los indicados) los derechos del personal de forma que, a modo de referencia, las retribuciones abonadas significan una minoración significativa media para cada trabajador y trabajadora del 10-30%. Como consecuencia de la actuación deliberada o improvisada de la empresa, el personal subrogado está sufriendo una pérdida notable de sus condiciones de trabajo, en particular, de las retribuciones que suponen un grave quebranto a las economías familiares.

Segundo.- Personal en situación irregular: jornadas de trabajo de explotación laboral. La empresa mantiene a un gran número de sus trabajadoras y trabajadores en condiciones de irregularidad laboral por cuanto bajo las modalidades de contratación eventual o a tiempo parcial se esconden contrataciones en fraude de ley con las consiguientes consecuencias jurídicas. Es más, gran parte del personal, se ve afectado por la utilización abusiva e ilegal de las denominadas horas perentorias, que en realidad no son tales, por cuanto su realización se prevé por la empresa con antelación y como parte de su actividad ordinaria y que, en definitiva, utiliza un instrumento legal (en fraude de ley) para imponer al personal condiciones de trabajo de explotación que exige permanecer en el centro de trabajo durante jornadas de 12 o más horas para computar tiempos de trabajo parciales.

Tercero.- Situación en la empresa respecto a las condiciones de seguridad y salud laboral de todo el personal. De otra parte, la imprevisión de la empresa –a pesar de la dilación temporal en el proceso de subrogación- supone una grave afectación a las condiciones de salud laboral de la totalidad de la plantilla que se manifiesta, entre otros, en los siguientes aspectos:

  • Las instalaciones de aseos, vestuarios, duchas y comedores no están dimensionados para atender las necesidades de la plantilla, lo que supone dilación indebida en los procesos de inicio y finalización de las jornadas de trabajo. De forma singular, procede destacar que las citadas instalaciones no reúnen las condiciones mínimas que garanticen la dignidad e intimidad del personal. Tras varios meses, por fin se han comenzado las obras de remodelación de dichas instalaciones, estando aún a la espera del resultado final de las mismas.
  • La concentración mayoritaria de la actividad del handling en el aeropuerto Reina Sofía en la empresa Iberia, ha supuesto sobrecargas de trabajo que se pretende realizar con el mismo personal en determinados departamentos y funciones, lo que ocasiona un gran estrés laboral para la plantilla adscrita a los mismos.
  • El material que la empresa pone a disposición del personal para el desempeño de sus funciones profesionales no reúne las condiciones de seguridad o tiene deficiencias que afectan gravemente a la salud laboral. En tal sentido, los equipos de rampa son insuficientes y obsoletos: no se dispone apenas de vehículos eléctricos con la consiguiente contaminación; espejos retrovisores inexistentes o rotos; jardineras sin aire acondicionado, con la consiguiente afectación para los pasajeros y el personal, etc.
  • La gran distancia entre el centro de trabajo del aeropuerto de Tenerife Sur y la zona metropolitana de Santa Cruz-Laguna, lugar de residencia de la mayoría del personal, es un hecho de especial singularidad, que no puede obviarse, ni dejar de lado. La falta de una red de transporte público de alta frecuencia -inexistente especialmente en horario nocturno- obliga al personal afectado a depender, o bien de su propio vehículo (con los perjuicios económicos y de peligrosidad vial que ello implica para el trabajador, así como ecológicos desde la perspectiva de contaminación ambiental), o bien de un transporte de empresa para todo el personal, adecuado a sus horarios de trabajo. Lejos de mantener esta segunda opción como se venía contemplando desde la inauguración del aeropuerto TFS Reina Sofía, la empresa ha procedido a la modificación de las condiciones y horarios del transporte del personal por cuenta de la empresa, lo que ha supuesto la anulación de determinados trayectos y horarios. Este hecho, que ha supuesto un notable beneficio económico para la empresa, lo ha sido a través del sacrificio de los trabajadores y trabajadoras de TFS, que han de soportar frecuentes esperas tanto al inicio como a la finalización de su jornada laboral para acceder a dicho transporte de empresa. Asimismo, la imposición de jornadas fraccionadas de hasta 5 horas de interrupción agravan el aislamiento de todos los trabajadores y trabajadoras de TFS, que se ven "atrapados" en su propio centro de trabajo ante la imposibilidad de acudir a su domicilio durante dicha fracción. Todo ello incidiendo negativamente en su vida personal y familiar, que se ve claramente reducida en el día a día de la actividad laboral, además de la consiguiente merma en la salud de los trabajadores. AVIAPARTNER
  • Primero.- Subrogación de personal.Como consecuencia del proceso de adjudicación del servicio de handling en el aeropuerto Reina Sofía en Tenerife-Sur, la empresa AVIAPARTNER TENERIFE, S.A., asumió la condición de empresario del personal que prestaba servicios en  la empresa Groundforce TFS, UTE.Entre el personal subrogado se incorporaron los representantes legales del citado colectivo.
  • Segundo.- Despidos objetivos de nueve (9) trabajadores. A pesar del escaso tiempo transcurrido desde la subrogación del personal en proporción a la actividad concursada y adjudicada a la empresa, AVIAPARTNER TENERIFE, S.A. procedió –bajo la modalidad del despido objetivo- a la extinción de nueve (9) contratos de trabajo del personal incorporado a la misma como consecuencia de la citada subrogación. La actuación de la empresa, además de injustificada, supone un fraude al convenio colectivo por cuanto vulnera de plano las obligaciones de las empresas establecidas en la citada norma convencional y en el Estatuto de los Trabajadores.
  • Por todo lo anteriormente expuesto, CESHA, la Coordinadora, pide a todos los trabajadores de TFS que secunden los paros parciales convocados en Iberia y Aviapartner para los próximos días 12, 14 y 12, 13 respectivamente en cada empresa.

 

Páginas