Trabajadores handling

CESHA expone los motivos del preaviso de huelga en TFS

Los trabajadores, en ambas empresas, han flexibilizado sus horarios y turnos de trabajo, para que éstas puedan organizar y distribuir eficientemente las nuevas cargas o sobrecargas de trabajo. Sin embargo, ambas empresas, lejos de reconocer la buena voluntad por parte de los trabajadores, han mantenido un constante deterioro en las condiciones laborales, que, en el caso de Iberia, se ha venido a sumar a los graves problemas que venía soportando la plantilla de la misma, y, en el caso de Aviapartner, ha culminado en el despido de nueve trabajadores de manera totalmente indiscriminada y en pleno proceso de elecciones sindicales, y tras apenas tres meses  desde el inicio de su actividad en TFS. A continuación se detallan los motivos principales, en cada una de las empresas, que nos han llevado, como sindicato, al preaviso de huelga: IBERIA 

Primero.- Subrogación de personal. Como consecuencia del proceso de adjudicación del servicio de handling en el aeropuerto Reina Sofía  en Tenerife-Sur, la empresa Iberia LAE, Operadora, SU, asumió la condición de empresario de la mayoría del personal que prestaba servicios en  la empresa Groundforce TFS, UTE. La indicada subrogación del personal debe realizarse en los términos establecidos en el Convenio Colectivo sectorial y, en todo caso, a la vista de las reiteradas sentencias de los órganos jurisdiccionales de lo social, con respeto al reconocimiento de la antigüedad y nivel retributivo y, en general, con respeto de los acuerdos específicos respecto al resto de las condiciones de trabajo y, en particular, las referentes a los periodos de vacaciones, jornada, transporte, etc. A pesar de lo indicado anteriormente, la empresa ha procedido a la integración del personal en su plantilla sin reconocer, en múltiples aspectos (entre los que destacan los indicados) los derechos del personal de forma que, a modo de referencia, las retribuciones abonadas significan una minoración significativa media para cada trabajador y trabajadora del 10-30%. Como consecuencia de la actuación deliberada o improvisada de la empresa, el personal subrogado está sufriendo una pérdida notable de sus condiciones de trabajo, en particular, de las retribuciones que suponen un grave quebranto a las economías familiares.

Segundo.- Personal en situación irregular: jornadas de trabajo de explotación laboral. La empresa mantiene a un gran número de sus trabajadoras y trabajadores en condiciones de irregularidad laboral por cuanto bajo las modalidades de contratación eventual o a tiempo parcial se esconden contrataciones en fraude de ley con las consiguientes consecuencias jurídicas. Es más, gran parte del personal, se ve afectado por la utilización abusiva e ilegal de las denominadas horas perentorias, que en realidad no son tales, por cuanto su realización se prevé por la empresa con antelación y como parte de su actividad ordinaria y que, en definitiva, utiliza un instrumento legal (en fraude de ley) para imponer al personal condiciones de trabajo de explotación que exige permanecer en el centro de trabajo durante jornadas de 12 o más horas para computar tiempos de trabajo parciales.

Tercero.- Situación en la empresa respecto a las condiciones de seguridad y salud laboral de todo el personal. De otra parte, la imprevisión de la empresa –a pesar de la dilación temporal en el proceso de subrogación- supone una grave afectación a las condiciones de salud laboral de la totalidad de la plantilla que se manifiesta, entre otros, en los siguientes aspectos:

  • Las instalaciones de aseos, vestuarios, duchas y comedores no están dimensionados para atender las necesidades de la plantilla, lo que supone dilación indebida en los procesos de inicio y finalización de las jornadas de trabajo. De forma singular, procede destacar que las citadas instalaciones no reúnen las condiciones mínimas que garanticen la dignidad e intimidad del personal. Tras varios meses, por fin se han comenzado las obras de remodelación de dichas instalaciones, estando aún a la espera del resultado final de las mismas.
  • La concentración mayoritaria de la actividad del handling en el aeropuerto Reina Sofía en la empresa Iberia, ha supuesto sobrecargas de trabajo que se pretende realizar con el mismo personal en determinados departamentos y funciones, lo que ocasiona un gran estrés laboral para la plantilla adscrita a los mismos.
  • El material que la empresa pone a disposición del personal para el desempeño de sus funciones profesionales no reúne las condiciones de seguridad o tiene deficiencias que afectan gravemente a la salud laboral. En tal sentido, los equipos de rampa son insuficientes y obsoletos: no se dispone apenas de vehículos eléctricos con la consiguiente contaminación; espejos retrovisores inexistentes o rotos; jardineras sin aire acondicionado, con la consiguiente afectación para los pasajeros y el personal, etc.
  • La gran distancia entre el centro de trabajo del aeropuerto de Tenerife Sur y la zona metropolitana de Santa Cruz-Laguna, lugar de residencia de la mayoría del personal, es un hecho de especial singularidad, que no puede obviarse, ni dejar de lado. La falta de una red de transporte público de alta frecuencia -inexistente especialmente en horario nocturno- obliga al personal afectado a depender, o bien de su propio vehículo (con los perjuicios económicos y de peligrosidad vial que ello implica para el trabajador, así como ecológicos desde la perspectiva de contaminación ambiental), o bien de un transporte de empresa para todo el personal, adecuado a sus horarios de trabajo. Lejos de mantener esta segunda opción como se venía contemplando desde la inauguración del aeropuerto TFS Reina Sofía, la empresa ha procedido a la modificación de las condiciones y horarios del transporte del personal por cuenta de la empresa, lo que ha supuesto la anulación de determinados trayectos y horarios. Este hecho, que ha supuesto un notable beneficio económico para la empresa, lo ha sido a través del sacrificio de los trabajadores y trabajadoras de TFS, que han de soportar frecuentes esperas tanto al inicio como a la finalización de su jornada laboral para acceder a dicho transporte de empresa. Asimismo, la imposición de jornadas fraccionadas de hasta 5 horas de interrupción agravan el aislamiento de todos los trabajadores y trabajadoras de TFS, que se ven "atrapados" en su propio centro de trabajo ante la imposibilidad de acudir a su domicilio durante dicha fracción. Todo ello incidiendo negativamente en su vida personal y familiar, que se ve claramente reducida en el día a día de la actividad laboral, además de la consiguiente merma en la salud de los trabajadores. AVIAPARTNER
  • Primero.- Subrogación de personal.Como consecuencia del proceso de adjudicación del servicio de handling en el aeropuerto Reina Sofía en Tenerife-Sur, la empresa AVIAPARTNER TENERIFE, S.A., asumió la condición de empresario del personal que prestaba servicios en  la empresa Groundforce TFS, UTE.Entre el personal subrogado se incorporaron los representantes legales del citado colectivo.
  • Segundo.- Despidos objetivos de nueve (9) trabajadores. A pesar del escaso tiempo transcurrido desde la subrogación del personal en proporción a la actividad concursada y adjudicada a la empresa, AVIAPARTNER TENERIFE, S.A. procedió –bajo la modalidad del despido objetivo- a la extinción de nueve (9) contratos de trabajo del personal incorporado a la misma como consecuencia de la citada subrogación. La actuación de la empresa, además de injustificada, supone un fraude al convenio colectivo por cuanto vulnera de plano las obligaciones de las empresas establecidas en la citada norma convencional y en el Estatuto de los Trabajadores.
  • Por todo lo anteriormente expuesto, CESHA, la Coordinadora, pide a todos los trabajadores de TFS que secunden los paros parciales convocados en Iberia y Aviapartner para los próximos días 12, 14 y 12, 13 respectivamente en cada empresa.

 

Necesitamos volver al kilómetro cero.

cesha proyecto de futuro en el sector aéreo

Trabajamos en unos aeropuertos donde se firman convenios a nuestras espaldas, se rebajan sueldos y condiciones, se subrogan trabajadores y no se respeta “la mochila”, se hace clientelismo, se hacen contratos basura y un largo etc que todos conocemos.

Estamos sumidos en una precariedad jamás vista en el sector y existen responsables.

Por eso es tan urgente que recuperemos el sindicalismo activo para los trabajadores de handling. Sindicato proviene del griego “sundiko” (síndico) y es un término que se utilizaba para denominar al que defiende a alguien en un juicio. El protector. Más adelante, se utilizó la palabra síndico con valor adjetivo para denominar aquello que afectaba a la comunidad o que era comunitario.

Basta con volver al origen de la palabra para ver cuan lejos estamos de su significado. No nos protegen, no nos defienden y no nos representan.

Venimos diciendo desde CESHA que los que nos dieron los derechos laborales se cuidaron muy mucho de que en realidad no pudiéramos ejercerlos de manera plena y cierta. La negociación colectiva, los ERE´S remunerados, las subvenciones públicas, los casos de fraude y corrupción, la connivencia con el poder, la elección de candidatos a dedo y un largo etc… han propiciado que el poder real de los trabajadores se haya diluido, creando y provocando estructuras organizativas al servicio del poder.

Seamos originales y volvamos al origen, al kilómetro cero de la lucha obrera. Recuperar la dignidad y el activismo sindical es el principio para recuperar nuestras condiciones laborales, nuestros derechos y nuestra soberanía.

Esta es la razón por la que merece la pena luchar.

Notas sobre una reforma empresarial

Mucho se está hablando sobre reformas y cambios estructurales, la mayoría de los cuales, van destinados a aumentar la productividad de los trabajadores, la pérdida de derechos adquiridos y su mengua en las retribuciones y condiciones laborales.

He aquí una serie de puntos que podría, la clase empresarial, asumir como propios y apuntarse al carro de las reforma y la modernidad.

1.- Política de salarios distinta, aumentando el SMI a 1.000 euros brutos, y elevando la capacidad adquisitiva de los trabajadores. Ello permitirá elevar también la tasa de consumo interno del país, contribuyendo a la recuperación económica.

2.- Política de reparto del trabajo existente, dividiendo turnos, horarios y descansos, repartiendo la jornada lo más proporcionalmente posible, para permitir entrar en el mercado laboral a muchas personas que ahora se encuentran inactivas.

3.- Políticas de despido distintas, fundadas en la argumentación objetiva de los mismos ante la Autoridad Administrativa correspondiente, y con la expresa prohibición de realizar despidos, ERE's o deslocalizaciones para las empresas que hayan obtenido beneficios durante el último ejercicio. Reducción de las tasas de temporalidad en los empleos de demostrada actividad continua, fomentando de esta forma los empleos estables y dignos. 5.- Mayor acoso y lucha contra la economía sumergida, sacando a flote todos los empleos existentes que no se ajusten a la legalidad, o que disfruten de condiciones pactadas únicamente en privado, sin cláusulas legales que lo regulen.

6.- Mayores niveles de democracia económica y democracia participativa de los trabajadores en sus respectivas empresas, con medidas como un mayor nivel de participación de los trabajadores en todos los órganos empresariales, aumento de la participación de los trabajadores en el diseño de la organización, procesos y productividad de la empresa, y presencia y empoderamiento de los trabajadores sobre la capacidad decisoria de los órganos de Dirección de sus respectivas empresas.

7.- Implementación de un distinto concepto sobre la productividad, basado no tanto en el abaratamiento de los costes sociales y laborales, sino en el incentivo y el bienestar de los trabajadores, lo cual está demostrado que repercute positivamente sobre la productividad individual y colectiva de los mismos. Asímismo, cambio sobre la filosofía de la competitividad empresarial.

8.- Inclusión obligatoria de nuevos criterios de ética empresarial, centrados en la difusión y práctica de nuevos modos de producir, de distribuir y de consumir, y en el cultivo sobre todo de la satisfacción de las necesidades humanas, desterrando el culto obsesivo a la obtención de beneficios y rentabilidad empresarial. Las empresas deben abandonar todas sus actividades de tipo especulativo, y centrarse en actividades que incidan en la economía real de las personas, demostrando en todas sus facetas el debido respeto hacia la sostenibilidad medioambiental.

9.- Política fiscal e impositiva distinta, que grave en mayor medida los beneficios empresariales, y que contribuya en mayor grado a la protección social de los trabajadores. En este sentido, proponemos un aumento del Impuesto de Sociedades, así como un aumento en los tramos de renta sobre grandes fortunas. Por su parte, también proponemos desgravaciones fiscales sobre inversiones sociales dedicadas a la redistribución de la riqueza, y a la protección social de los más desfavorecidos.

10.- Los trabajadores/as han de formar parte y participar activamente en el nuevo modelo de producción, más sostenible y social en todos los aspectos. En este sentido, proponemos programas para que los trabajadores puedan acceder a la propiedad de las empresas que se pretendan deslocalizar, participación de los trabajadores en los Consejos de Administración, responsabilidad de los mismos en la toma de decisión sobre los modelos de cualificación, contratación y formación interna de las empresas, en el modelo de Universidad Pública, e igualmente en cuantos organismos de inversión, de modelos de política industrial, y de políticas de investigación y desarrollo (I+D+i) se fomenten.

Estamos convencidos de que, con la implantación de todas estas medidas en una Reforma Empresarial profunda, estaremos sentando las bases para construir un modelo de relaciones laborales más justo, libre, sostenible, solidario, y sobre todo, productivo. En definitiva, estaremos contribuyendo a una sociedad más justa y avanzada.

 

Llegó el momento de la unidad

Tenemos a 14 TCPS despedidos de STAVLA, el sindicato más votado de ese colectivo, por apoyar una huelga para salvar Iberia y con ello sus puestos de trabajo. Porque hay 12 pilotos despedidos por el mismo motivo. Porque nos amenazan con despedir a 4500 trabajadores aplicándoles la Reforma Laboral.

Porque nos engañaron diciéndonos que la fusión era para CRECER y que no peligraba ningún puesto de trabajo. Porque vivimos en un Estado de Derecho donde los acuerdos están para cumplirlos. En Iberia se ha incumplido el Convenio de los Pilotos, el Laudo de Obligado Cumplimiento, las Garantías de Empleo...

Porque nos han presentado un Plan de "Destrucción Masiva" no para crecer sino para desaparecer. Porque si se saca la producción (ahora 25 aviones más) existe, a corto plazo, el mismo peligro de extinción sobre los 15500 puestos de trabajo restantes. Porque hablan de Segregar los negocios de Mantenimiento y Handling y esto es otra promesa incumplida.

Porque tenemos que estar unidos para que el Gobierno se dé cuenta de que Iberia ha sido una empresa pública sostenida con el dinero de todos y el esfuerzo diario de sus trabajadores. Una empresa de prestigio internacional, Marca España de las pocas que nos quedan. Porque es AHORA O NUNCA.

Por todo esto, hay que exigir la salida de IAG al accionista mayoritario que es el Gobierno Español. Hay que exigir responsabilidades al señor Rato (imputado por el caso Bankia y principal responsable de que España haya tenido que pedir ayuda económica a Europa) que puso como Consejero Delegado de Iberia a uno de su "confianza" que a su vez deberá rendir cuentas de su paso por Iberia.

También habrá que exigir responsabilidades al Presidente de Iberia y al de BA que nada más cerrar la fusión se subieron el sueldo el 56%. Gracias a su gestión, Iberia hoy pierde 262 millones de euros. Una gestión tan desastrosa solo merece una salida: el cese y la devolución de las primas e incentivos ganados sin olvidar las posibles responsabilidades por administración ilícita. Esa gestión, cuando menos irregular, debería ser denunciada ante el Tribunal Europeo por trabajadores, accionistas y por el Estado Español como accionista mayoritario de IAG.

Hoy peligra nuestro futuro y nuestros puestos de trabajo. Necesitamos una UNIDAD sin fisuras. Será un error romperla porque se salve Madrid y/o Barcelona, porque no habrá final feliz para nadie. Proponemos que el primer paso sea el día 14N. Vayamos todos juntos a las manifestaciones bajo la bandera de TRABAJADORES DE IBERIA. Hagamos ruido, que se nos vea y se nos escuche en todos los medios.

Hagamos pancartas para que la gente se entere de que EL ESTADO SE QUEDA SIN LÍNEA AÉREA y que nuestros medios aéreos de transporte quedarán en manos de los británicos.

¿Seremos capaces?

Somos muchos y nos asiste la razón.

We have a dream

Mucho se está hablando durante estos últimos meses sobre el modelo sindical actual y como cambiarlo. No es ajeno este hecho a la cuestión política que acontece en España y Europa sobre el modelo de sociedad que queremos y cómo desarrollarla.

La insatisfacción es general y recorre todos los ámbitos de la política. El sistema está podrido, es corrupto y favorece las injusticias mientras la élite política se esconde en la maraña judicial. Sin duda estamos en un momento importante, de cambios significativos que por primera vez proceden de la sociedad civil, de la base, de nosotros. Esto no ha hecho más que empezar.

Plataformas, coordinadoras, sindicatos, asociaciones y un largo etcétera se están creando y organizando en base a una necesidad real de que algo se ha estado haciendo mal durante muchos años y que ahora es el momento de cambiarlo.

También en el sector aéreo que engloba a handling, pilotos, TCP y mantenimiento de aeronaves la situación está cambiando rápidamente. La precarización ha llegado para instalarse de manera permanente si no lo remediamos entre todos. La aparición de las compañías LOW COST fue el inicio, la liberalización del handling después, y la última reforma laboral aprobada por el actual gobierno, nos han dado la puntilla final.

¿Cómo podemos enfrentarnos a ello? Desde CESHA pensamos que la única alternativa es la unión de todos los colectivos trabajadores en una ÚNICA voz, en un único frente que defienda de manera profesional nuestros intereses y nuestras condiciones laborales. No podemos seguir divididos y enfrentados por unas siglas que obedecen en la mayoría de las ocasiones a intereses partidistas muy distintos de lo que realmente necesitamos. No podemos seguir mendigando las migajas de un pastel que mueve miles de millones de euros al año y que se nos escapan por no estar bien organizados y representados. No estamos bien representados porque estamos divididos y de eso se benefician las empresas y los sindicatos ligados al poder.

Ya no hay diferencia entre los diferentes colectivos que conformamos este sector. Nos necesitamos todos. Miles de trabajadores llegamos cada día a trabajar a los distintos aeropuertos compartiendo los mismos problemas, siempre amenazados por la figura de una subrogación que no respeta derechos ni condiciones y que nos convierte en simples cromos cuando nos intercambian de un lado para otro; cientos de pilotos y TCP son demonizados y criminalizados por defender con uñas y dientes sus condiciones laborales.

Hay otras alternativas. Los cambios NO pueden venir desde dentro de unas organizaciones sindicales poco modernizadas y ancladas en el pasado y que se financian con los presupuestos generales del Estado, que no son independientes, que siguen ancladas en unos “modus operandi” arcaicos y obsoletos y que engendran élites sindicales muy alejadas de la realidad laboral que dicen defender.

Los cambios deben venir desde fuera, de nosotros mismos, desde abajo, con ideas nuevas y frescas, bien asesorados y como estandarte fundamental: la formación. Ese es el debate que toca ahora.

Pero no todo es responsabilidad de los sindicatos. Tenemos que cambiar nuestra manera de entender las relaciones laborales. Debemos empezar a ser más solidarios, a olvidarnos del “qué hay de lo mío”, de ese individualismo rancio que nos ha rodeado durante tanto tiempo y que nos ha dejado a la deriva, tenemos que empezar a entender que lo que le afecta a un compañero nos afecta a nosotros, que la problemática de los pilotos, TCP´s, mecánicos o de quién sea, tiene consecuencias para el resto de trabajadores que pertenecen a un colectivo, a un sector que es el aéreo.

CESHA está trabajando en otro modelo de organización en el ámbito de los aeropuertos. Apostamos por la figura del trabajador de aeropuerto no vinculado a empresas de handling que canibalizan y compiten entre sí en base a nuestros salarios y condiciones laborales. Las empresas deberían competir en base a los servicios que ofrecen y a la calidad de los mismos y sólo cambiando el modelo actual podremos tener un futuro prometedor en el que quepamos todos.

Ahora toca reflexionar y seguir pensando en cómo queremos y quién queremos que nos represente. Os pedimos, no en nuestra posibilidad para traer el verdadero cambio sino que creáis en vosotros mismos.

“We have a dream” .

 

Salarios y productividad, la milonga de siempre

“Salarios y productividad en los aeropuertos de España, Alemania y USA, 1996-2007: España no necesita bajar los salarios para adaptarlos a la productividad, sino subirlos”.

El coste salarial por hora trabajada de los trabajadores de handling es mucho menor en España que en Alemania y Estados Unidos, no sólo en términos absolutos sino también en comparación con la productividad media del trabajo.

A quienes promueven adaptar los costes salariales a la productividad, habría que preguntarles si estarían dispuestos a aceptar una subida del 11% del salario por hora en España para converger con el ratio salario/productividad de Alemania, con datos del año 2007, y porcentajes mayores para converger con Gran Bretaña, Francia y USA.

Con datos provisionales del año 2010 el incremento del salario real medio en los aeropuertos españoles tendría que ser del 18% para converger (en ratio coste salarial/productividad) con Alemania y del 22% para converger con USA.

No es lógico que muchos estén dando una imagen de salarios excesivos en las empresas de handling cuando esa no es la situación real. El salario medio en España es la mitad que en el Reino Unido y Alemania.

La solución a los problemas no está en bajar los salarios sino en aumentar la formación y la confianza en los trabajadores, invertir en calidad y medios tecnológicos, entre otras medidas y no competir en base a costes laborales bajos.

Ante la nueva reforma

reforma laboral

Alzar nuestro grito de protesta, nuestro puño en alto combativo...El próximo 9 de septiembre se aprobará en el congreso la nueva Reforma laboral. Ah, que está Ud viendo el Mundial de baloncesto de Turquía, ah.., perdón, que esto no va con Ud. Dice..., aunque ha llegado a casa derrotado de hacer horas extras para mantener el empleo, ni siquiera con la ilusión de cobrarlas, casi sin ilusión de llegar a la jubilación,... porque tiene que tirar pa´lante con su hijo que ha vuelto a casa a los cuarenta por no poder pagar el alquiler, porque se quedó parado y su mujer tiene un contrato a tiempo parcial en la limpieza de aviones, porque ha llegado después de las vacaciones y se ha encontrado un ERE con indemnizaciones de 20 días. Ahora sí que ve a su nieta todos los días. Que usted nunca se ha metido en nada, que de política no quiere saber, y que será lo que digan otros, porque total nadie le trae el plato de potaje a su mesa. Sepa que esto también va con Ud, porque ahora más que nunca se hace necesario su resabio, su digna preocupación, que sus desvelos no se queden en su dolor de cabeza, que su rabia salga también a la calle a protestar.

Hemos sido herederos del resultado de luchas sociales pasadas tras décadas de muchas carencias, herederos de derechos que ni siquiera hemos disfrutado plenamente porque día a día se renuncia en cada puesto de trabajo a logros históricos para la clase obrera, al derecho a ocho horas de jornada, al derecho del pago puntual del salario, al respeto a las categorías, al contrato de trabajo, al derecho al pleno empleo y a la estabilidad, a la seguridad en el puesto de trabajo para transmitir esa tranquilidad al resto de nuestra vida. Todo esto se ha ido diluyendo, y al igual que no se ama y no defiende la tierra que no se conoce, muchas veces el desconocimiento y el miedo al desempleo y el endeudamiento con un tipo de consumo irracional, han hecho que día a día generásemos un tipo de relación obrero-patronal en la que se cede palmo a palmo sobre este acervo de derechos con los que no teníamos derecho a negociar, se cede al delegar en otros nuestra necesaria lucha diaria, por creernos prescindibles, que todo puede funcionar sin nosotros, y así poco a poco dilapidamos nuestra herencia de dignidad que costó cara, costó la vida de muchos obreros y obreras, costó el exilio y la muerte, costó la protesta, la huelga, la cárcel y la miseria de muchas familias.

Ahora en este año 2010 nos encontramos con un panorama confuso con 4.600.000 parados. Los sectores económicos de la construcción y los servicios aparejados, hundidos por su propia glotonería, por la indigestión de tanto pelotazo, patrocinado por cajas, bancos y administraciones. Un empresariado que habiéndose enriquecido hasta las cejas, gime ahora con lágrimas de cocodrilo para que el Estado le abarate el coste de los trabajadores, y así poder seguir ganando lo mismo que antes o más.

En esta coyuntura de crisis del sistema capitalista, crisis por bulimia económica, que a través de la aglutinación de riquezas ha desvencijado cualquier esperanza de equilibrio y reparto justo, de economía sostenible,  en este contexto, se vuelve a mirar de nuevo hacia nuestro pequeño hatillo de derechos laborales y se aprueba por un nuevo Decretazo zanjar la situación robándonos nuestra tranquilidad. Esta Reforma Laboral que pretende este Gobierno es un nuevo ataque brutal a la seguridad en el empleo. Nos causa estupor que el gobierno trate de amansar la fiera quitándole importancia a la Reforma que piensa aprobar por Decreto, indicando Celestino Corbacho el Ministro de Trabajo, que no será nada “milagrosa”, y Zapatero que “básicamente” no se afectan los derechos laborales, cuando abre la puerta a la gota fría que se va a llevar por delante aspectos socioeconómicos vitales de nuestro empleo y de nuestro desempleo.

Es necesario que las trabajadoras, los trabajadores sepan que esta Reforma pretende:

  • Alterar la línea divisoria entre contratación temporal y fija, para contagiar de precariedad la contratación fija en la empresa.
  • Abaratar el despido creando una nueva figura de contratación fija y precaria.
  • Crear el llamado Fondo de Capitalización de los contratos indefinidos, que pretende que el trabajador costee con sus impuestos y ahorre para su propia indemnización de despido, movilidad geográfica o jubilación.
  • Hace más flexible el despido colectivo e individual por causas económicas, priorizando el aumento del beneficio de la empresa ante el derecho al trabajo, reconocido en la Constitución, de tal manera que una empresa pueda acudir a este tipo de despidos para “superar las dificultades que impidan su buen funcionamiento a través de una más adecuada organización de los recursos”.
  • Utiliza el Contrato de Fomento de Empleo para la Contratación Indefinida para abaratar el despido a 33 días con un tope de 24 mensualidades. Este contrato hasta la fecha era utilizado para colectivos muy concretos de trabajadores (en función de su edad, de su discapacidad, dificultad de inserción en el mercado laboral), pero ahora se utiliza como trampolín, pudiendo ser contratados aquellos desempleados que en los últimos dos años hubiesen tenido contratación temporal, casi todos los trabajadores, cuando en Canarias ha sido la constante, utilizándose con abuso esta figura. Asimismo, dice la Reforma que en la misma empresa, cuando hemos tenido contrato temporal, éste puede ser convertido a este contrato de fomento de empleo. Nos quieren hacer creer que aumentan la fijeza, cuando lo cierto es que aumentan de manera generalizada la precariedad contractual.
  • Premia este tipo de contratos de fomento, con la participación del FOGASA en su indemnización para abaratarle al empresario el coste del despido, facilitando la destrucción del contrato. Por tanto cuando la Reforma habla de fomento de la contratación indefinida lo hace precarizando y dejando atrás la protección del empleo que mantiene el Estatuto de los Trabajadores, nuestro derecho al trabajo.
  • Fomenta la contratación a tiempo parcial, parcializando nuestros derechos económicos.
  • Reconociendo un 40% de desempleo juvenil, abarata sus contratos amparándose simplemente en el factor edad.
  • Favorece que las ETT y las agencias privadas de empleo puedan tener ánimo de lucro, y por lo tanto privatizar y negociar con nuestro desempleo.
  • Define una baja médica por enfermedad común de menos de 20 días como absentismo laboral, y facilita el despido objetivo (a 20 días por año en lugar de 45 días por año) en estos casos.
  • Fortalece la posibilidad de pasar a trabajadoras/es de tiempo completo a tiempo parcial, precarizando su vínculo laboral y su economía.
  • Permite por decreto los “descuelgues salariales” de los convenios invadiendo el ámbito de la negociación colectiva.

Ante todo este planteamiento de la Reforma Laboral, al que se le une la reducción de salarios en el sector público y la reforma del sistema de pensiones, no nos queda más remedio que salir a la calle para denunciar este asalto a nuestra vida social y económica. Ahora más que nunca tu voz es necesaria. No avales con tu silencio esta política económica y estas nuevas reglas del juego en el mundo laboral ¿Porqué tenemos que pagar nosotras las nefastas políticas económicas? ¿Por qué tenemos que pagar nosotros las consecuencias de la avaricia y de la falta de escrúpulos?

En medio de esta situación, ninguna de las Administraciones está actuando con coherencia y con decencia, despilfarrando el dinero público a su antojo, con gastos absolutamente superfluos, veces relacionados con la opulencia de la clase política, veces relacionados con inversión en costes antisociales, ajenos a las necesidades básicas de nuestro pueblo. Sirva como ejemplo, que el mismo día de la pasada Huelga General en el sector público, cuando más austeridad se nos pide a todos, se publicaba en el BOC los gastos de la adjudicación de un contrato por un importe de 81.500,00€ del Gobierno de Canarias para la elaboración de un informe que se define como: "Encuesta de gasto y satisfacción de los usuarios de campos de golf", o el BOC del día 7 de junio que publica gastos de prensa del Gobierno de Canarias por importe de 291.428,58 euros en 36 meses, ¿Debemos pagar de esta manera la publicidad de su mala gestión?-

Muchacho, salta del sillón y vente a hacer oír tu voz en la Huelga General, que esto más que nunca, va contigo.

Cambio directiva comunitaria sobre handling

directiva comunitaria sobre handling

Acaba de finalizar un proceso de consulta impulsado por el departamento de transportes de la Comisión Europea sobre la evolución del handling en Europa y la aplicación de la Directiva 96/67/CE del Consejo del 15 de octubre de 1996. Esta Directiva “era un primer paso hacia la apertura gradual del mercado de asistencia en tierra, con el fin de contribuir a reducir los costes de explotación de las compañías aéreas y de mejorar la calidad del servicio”.

Este proceso de consultas se ha basado en la respuesta a un dossier de 33 preguntas sobre la situación actual y perspectivas futuras para la adecuación del sector a los nuevos tiempos. En su informe anual, la Comisión sugiere que  la introducción de la Directiva ha traído consigo mejoras en los precios ofertados y una mayor calidad en el servicio debido al aumento de la competencia entre los diferentes operadores.

En lo que al empleo se refiere la Comisión ha detectado que este sector requiere “una fuerte dotación de mano de obra: unas tres cuartas partes de los costes totales de la asistencia en tierra se refieren a gastos de personal. La dificultad que encuentran los agentes de asistencia en tierra a la hora de atraer y conservar trabajadores cualificados debido a la importante rotación de personal es motivo de inquietud generalizada en los Estados miembros. Asimismo se sostiene que el aumento de la competencia resultante de la Directiva ha impulsado a las compañías aéreas o a los proveedores de servicios tradicionales a despedir a parte del personal, mientras que los nuevos agentes han contratado a nuevos trabajadores, en general con sueldos más bajos. Se ha producido, pues, en algunos Estados miembros cierta presión en las relaciones laborales, los niveles salariales y las condiciones de trabajo y, por tanto, en la estabilidad de los trabajadores. Parece que los nuevos agentes –e indirectamente, por tanto, la introducción de la competencia– pueden ser los causantes del deterioro de la cualificación y formación del personal, así como de sus condiciones de trabajo, con el consiguiente descenso de la calidad de los servicios prestados”.

En su informe dictamina que a pesar de que los resultados han sido satisfactorios en general, se detectan signos de involución que pueden originar problemas de competencia en el futuro de manera que, pretenden establecer una serie de parámetros para impulsar un sector fundamental en la Unión Europea.

Entre las medidas que se están barajando y que nos pueden afectar son la eliminación del número de operadores de handling por aeropuerto para aumentar la competencia y así disminuir los costes para las compañías aéreas, y en segundo lugar, eliminar la figura de la subrogación de personal porque según la Comisión, distorsiona el precio de mercado al tener que asumir trabajadores con unos costes cada vez mayores. Este hecho actuaría como barrera de entrada al mercado para las nuevas empresas ya que estarían obligadas a fijar precios más altos para cubrir los costes salariales del personal subrogado.

En definitiva, las compañías aéreas estarían presionando a la Comisión para que se modifique la directiva en vigor con el fin de que se liberalice, aún más, un sector que ha mostrado en los últimos años una decadencia sin precedentes.

Desde CESHA hemos contestado el cuestionario incidiendo sobre todo en la parte social y en las consecuencias que se pueden derivar de un exceso de liberalización del sector en temas tan sensibles como la seguridad de la navegación aérea. La formación y gestión de los recursos humanos, así como la preservación de los derechos de los trabajadores (la subrogación) han sido otros temas recalcados en nuestras respuestas.

Páginas